Aeropuertos: qué necesitas saber cuando viajas con niños

Aeropuertos

De todas las dudas que nos surgen cuando viajamos con niños, una de ellas gira en torno al aeropuerto y los trámites correspondientes al mismo. Todo es fácil, no desesperarse que aquí les comentamos todo lo que precisan saber.

Precio y condiciones de los pasajes

El pasaje de los bebés tienen un costo mínimo (generalmente es un 10 % en relación a la tarifa normal) ya que no se les asigna asiento ni comida, de esta forma el bebé viaja en brazos de sus padres. El pasaje infantil es para quienes sean menores de 2 años y, en caso de cumplir el segundo año de vida durante el viaje y para el vuelo de regreso tiene ya los años cumplidos, se lo considera entonces un menor y debe abonar como tal.

Si quieren asegurarse un asiento, éste debe ser abonado y los padres tienen que llevar una silla certificada. Si el bebé tiene menos de diez días, las aerolíneas pueden exigir un certificado médico que autorice el vuelo del pequeño, en ese caso deben asesorarse previamente, aunque los pediatras recomiendan que los pequeños viajen luego de los dos meses de vida, con sus vacunas ya aplicadas.

Los menores del año y que no excedan el peso estipulado, pueden recibir las cunas. Éstas son por demanda ya que hay un número determinado de cunas. Por eso es conveniente solicitarla cada vez que puedan.

Un adulto puede viajar hasta con dos bebés y uno de ellos debe llevar la silla homologada porque se supone que una persona, no puede llevar en brazos a dos pequeños en simultáneo.

Los niños entre 2 a 11 años pagan un ticket con descuento aunque es muy parecido al ticket normal. Deben viajar acompañados de un adulto, aunque pueden solicitar la excepción de menor no acompañado.

Asignación de asientos y check-in

Por lo general cuando se viaja con bebés las aerolíneas permiten asignar los asientos con antelación. También hay aerolíneas en las que se lo puede hacer telefónicamente.

En caso de conseguir cunas, éstas coinciden que están ubicadas en las primeras filas porque requieren de espacio para ser colocadas. Por lo que los padres tienen incluso más lugar para estirar las piernas.

Si no tienen posibilidad de pedir cuna, lo ideal es dejar un asiento en el medio a la hora de asignarlos. En caso que se ocupe tienen la posibilidad de cambiarlo con el pasajero a quien le corresponda ese lugar, pero si tienen la suerte que quede libre, cuentan con un mayor espacio para que los pequeños viajen cómodos y puedan dormir hasta acostados.

Eviten los asientos contiguos a las salidas de emergencia porque no se reclinan.

No se olviden hacer el check-in, pueden hacerlo a partir de 48 horas antes del viaje y es mucho más conveniente que realizarlo por mostrador.

Equipaje

Una vez presentados en mostrador deberán entregar el equipaje que viajará en bodega y que no debe superar los 23 kilos. (Encuentran más información en el post “cómo armar las maletas”).

Allí les entregan un ticket de embarque para el cochecito de niños el cual lo pueden usar en el aeropuerto y lo entregan en la puerta del avión.

Algunos padres compran un carro que tiene las medidas indicadas para llevarlo en cabina, pero es un gasto que no es imprescindible hacer.

Prioridad en los aeropuertos para los niños

En la mayoría de los aeropuertos del mundo (no así en Estados Unidos por ejemplo) los bebés y niños tienen prioridad tanto en filas como para el check-in, en la puerta de embarque, en el control de seguridad, etc.

En Buenos Aires ofrecen el uso gratuito de carritos para niños para el pre-embarque. También Buenos Aires y otras ciudades del mundo como por ejemplo Londres, hay zonas de esparcimiento para los niños que permiten hacer de la espera un momento de juego.

Qué papeles hay que llevar

Los pasaportes de todos los pasajeros y las partidas de nacimiento de los niños son fundamentales. En caso que los niños viajen sólo con papá o mamá, tendrán que tener una autorización para salir del país firmada por el padre que no viaje.

Salones vip

En todos los aeropuertos hay sectores vip que ofrecen servicios exclusivos a los pasajeros. Generalmente los Priority Pass pueden obtenerse siendo clientes de tarjetas de crédito determinadas, hoteles o aerolíneas. Algunos tienen horarios puntuales y no suele coincidir con los horarios del vuelo, de tener la posibilidad de hacer uso de alguno de los salones vip, averigüen el horario del mismo.

Qué hacer con los niños en el pre-embarque

Los dispositivos móviles son la salvación, pero es verdad que no hay que agotar recursos que después puedan ser de gran utilidad arriba del avión. Por eso es importante saber ingeniárselas.

Si viajan desde Buenos Aires, en Ezeiza hay un sector que se llama Pequeños Viajeros que es muy divertido y que los niños pueden estar allí todo el tiempo de espera. Hay un avión, una cinta y máquinas electrónicas para que los peques jueguen sin parar.

Lo ideal es que no estén sentados mirando el celular o jugando con la tablet porque eso probablemente vayan a hacerlo durante el viaje.

Cuando subir al avión

A Berchy le agarra la ansiedad y somos los primeros en subir, sobre todo porque tenemos prioridad, eso implica que los chicos estén en el avión como media hora antes del despegue. Yo recomiendo que sean de los últimos en subir y mientras aprovechan para que los niños caminen un poco más e incluso vayan al baño antes de embarcar.

One thought on “Aeropuertos: qué necesitas saber cuando viajas con niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *