Alquiler de autos

Conduciendo por Castle Combe, Inglaterra

Ya en nuestro primer viaje surgió el dilema de cómo movilizarnos durante las vacaciones. Después de consultar e investigar sobre los medios de transporte, decidimos rentar un vehículo.

Si bien los trenes en Europa son excelentes y puntuales, elegimos esa opción porque nos parecía más conveniente a la hora de viajar con niños.

La disposición permanente de un auto genera una ventaja significativa, sumado a que permite manejar nuestro horario y acomodarlo al de los pequeños. Y estas cuestiones son primordiales cuando se viaja en  plan familiar. Incluso, en más de una oportunidad, nos ha servido como cambiador del bebé.

CONSIDERACIONES A LA HORA DE ALQUILAR AUTOS CUANDO VIAJAMOS CON NIÑOS

A la hora de rentar un auto, lo primero es optar por la oficina más oportuna de acuerdo a nuestro itinerario, sobre todo si hacemos la reserva por la Web.

En muchas ocasiones, se suele contratar directamente en el aeropuerto cuando se arriba al país de destino. Así ya tienen resuelto también el tema del transfer hacia el alojamiento.

La primera vez que alquilamos un auto fue en España, y lo hicimos una vez llegados al aeropuerto sin reserva previa. Luego de evaluar las diferentes tarifas terminamos escogiendo por la empresa Hertz y realmente no hemos tenido ningún conflicto.

Una vez decidida la oficina, el siguiente paso es definir la hora de entrega y recepción. Hay que tener en cuenta que la hora en que se retira el auto debe ser la misma de la de la entrega. Se supone que cobran recargo pasado este tiempo, pero no podemos dar fe de eso porque siempre lo hemos devuelto en el momento correspondiente.

Una vez elegida la hora y el lugar, procedemos a seleccionar el auto que nos acompañará durante el viaje.

En líneas generales, cuanto más grande es el compartimento, mayor es su costo. Tenemos que tener en cuenta qué tipo de confort requerimos a la hora de viajar con los niños. En principio es importante que tenga un amplio baúl para poder guardar, cómodamente, todo el equipaje en el que debe incluirse el carro de paseo del bebé.

Si el baúl es pequeño, el rodado del niño no cabe, y eso es un gran inconveniente durante el viaje.

Con el lugar, la hora y el modelo escogido, surgen las dudas sobre qué accesorios contratamos y eso depende mucho de los requisitos de vialidad que exige la legislación de cada país.

Es imprescindible asesorarnos sobre el tipo de sillas reglamentarias en las que deben viajar los chicos. Por lo general, de acuerdo al peso, los bebés y los niños más grandes necesitan distintos tipos de asientos.

En nuestro caso, cuando reservamos el móvil lo hacemos con las sillas para nuestros hijos incluidas. La mayoría vienen con sistema Isofix. Este tipo de instalación es más fiable ya que se engancha a través de dos anclajes que trae directamente el vehículo. Generalmente corre por cuenta de los padres instalarla, la agencia entrega las sillas en mano. Algunas personas prefieren llevar sus propias asientos desde sus casas. Está permitido llevarlo al avión, pero no es para nada práctico ni cómodo.

La segunda vez que rentamos un auto ha sido en Miami, aquella vez fue una van porque viajamos con una familia amiga. Gran error!!!!

Cuando se trata de familias con chiquitos siempre recomendamos ineludiblemente alquilar dos autos por separado. La independencia de cada familia es fundamental. Es muy difícil poder congeniar los planes de tantas personas y de tantos pequeños a la vez. Además, los asientos no tenían el sistema Isofix por lo que tuvimos que distribuirnos como pudimos y no como quisimos.

La tercera vez que alquilamos lo hicimos en la bella Italia. Tuvimos un percance en la oficina porque no tenían las sillas de los niños, las cuales habíamos reservado con preventiva antelación. Pero más allá de la demora, todo fue debidamente solucionado.

Una de las condiciones que es obligatoria a la hora de arrendar un coche es el tema del seguro. Generalmente en la primera oferta está incluido un seguro de cobertura parcial por colisión. Si la diferencia no es abrumadora, nosotros preferimos contratar un seguro de cobertura total para poder estar más tranquilos. Especialmente en países en donde no conocemos el tránsito ni el estado de las rutas.

Por lo general el conductor designado es Berchy, pero a veces las compañías suelen ofrecer una oferta de conductor adicional. Nos sucedió en España en donde yo me di el gusto de manejar por las autopistas hispanas. Es una buena opción para tener en cuenta si los trayectos son largos.

La cuarta vez que alquilamos un auto ha sido en Inglaterra y esto requiere una mención especial. Como todos saben, los ingleses conducen a la inversa de la mayoría de los países del mundo. Pero no sólo por el volante, sino porque se conduce por la izquierda.

Lo ideal es ir atrás de un auto para evitar tomar la vía esquivada, al menos hasta estar acostumbrados. Cuando hay que incorporarse a una rotonda, siempre se debe ceder el paso a los coches que vienen por la derecha. Todo es un tanto complicado pero sólo es cuestión de un rato poder acomodarse a este tipo de manejo. No teman si están por hacerlo!! No es imposible.

Es importante conocer las leyes de tránsito del país que visitamos. En Europa generalmente hay zonas restringidas en las que sólo está permitido el ingreso para autos autorizados. Si acceden sin permiso son candidatos a recibir una multa.

También es fundamental conocer las señales viales. Por ejemplo en España, no conocíamos el símbolo de la calle peatonal y nos metimos dentro de una. Por suerte no ha sido más que un momento muy tenso en donde los españoles amablemente nos ayudaron a salir.

Países como Uruguay (en donde no alquilamos auto pero fuimos con el nuestro) tienen prioridad indiscutible los peatones. Si no se acata esta regla probablemente reciban algún comentario no grato. Nos ha pasado también.

En algunas situaciones se exige licencia internacional de conducir, nunca tuvimos que realizar ese trámite pero tenemos entendido que es una simple diligencia que debe hacerse a través del Automóvil Club Argentino.

Un adicional típico que ofrecen las oficinas de rentas, es el GPS. Realmente tiene un costo elevado. Nosotros hemos llevado siempre el nuestro, en el que cargamos previamente los mapas necesarios. También ofrecen wifi pero nunca lo hemos contratado porque nos resultó mejor comprar un chip de telefonía prepaga que gastar la plata en ese servicio.

Siempre optamos por la política del tanque lleno. De esta forma recibimos el auto con combustible y al entregarlo debemos llenar el tanque. En algunas compañías se puede abonar la diferencia directo en caja pero tenemos entendido que no conviene económicamente. También elegimos alquilar con la opción de kilometraje ilimitado.

Cuando nuestros viajes son de recorrida en la que realizamos importantes distancias entre un destino y otro siempre optamos por rentar un auto. Esto nos permite tener más libertad e independencia con respecto a los horarios, nos deja cambiar los itinerarios, los niños descansan mientras conducimos, y tenemos el atributo de poder ir resolviendo el viaje de acuerdo a las vicisitudes que ofrece el camino.

Esperamos que les sirvan nuestros consejos!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *