Brasil

Ya hemos ido en dos oportunidades a Brasil. Realmente a los argentinos nos queda cómodo ya que son pocas horas de vuelo para llegar a sus hermosas playas.
La primera vez que fuimos a Brasil con niños el pediatra nos comentó que debíamos vacunarnos todos contra la fiebre amarilla. De no ser así, nos recomendaba no viajar. Por lo tanto, todos nos vacunamos para viajar a Río de Janeiro. La vacuna debe darse, al menos, entre quince a veinte días antes de viajar y puede tener efectos adversos. Aunque nunca hizo falta mostrarla, nosotros siempre llevamos la constancia de vacunación junto a los pasaportes. El pediatra también nos aconsejó usar repelente, constantemente, para evitar la posibilidad de contraer enfermedades derivadas del mosquito.
En ambas oportunidades volamos a Brasil por Latam Airlines y aprendimos que la aerolínea tiene los asientos de la salida de emergencia en la que no pueden viajar niños. El dato más importante es que en las filas contiguas (anteriores y posteriores) los asientos no se reclinan, por esto mismo recomendamos evitar esos lugares a la hora de asignarse los asientos. También cabe destacar que dicha aerolínea cuenta con aviones sin pantallas pero pueden descargarse una aplicación que ofrece entretenimiento para grandes y chicos durante el vuelo.
Río de Janeiro fue el primer destino brasileño que hicimos con Joaco de 4 años y Luis de 1 año y 4 meses. Nos manejamos con transfer o taxi porque nos atemorizaba rentar un auto sin conocer el lugar, ya que tiene muchas y grandes favelas. Hermosa ciudad que conocimos durante 5 días en el mes de Julio, fecha que elegimos para evadir tan altas temperaturas.
La segunda vez que viajamos a Brasil, fue a un all inclusive en Imbassaí, un distrito con hermosas playas cerca de Salvador Bahía.
En esta categoría encontrarán todo lo que deben saber acerca de esos dos viajes.

La Banda

Imbassai en caravana

Decidimos ir a Brasil, país vecino, de vacaciones con amigos. Elegimos el mes de Febrero y a medida que otros amigos cercanos se iban enterando del viaje, se sumaban a esta nueva aventura. Terminamos siendo 16 personas, de los cuales éramos 8 adultos y 8 niños. De los 8 pequeños, 7 eran varones, una era una niña y 3 de ellos eran bebés. Algo alocado, sin dudas, pero con todas las intenciones de divertirnos.

Playa de Ipanema - Río de Janeiro

Río de Janeiro

Después de tantos viajes largos decidimos hacer uno que llevara pocas horas de vuelo. Elegimos Río de Janeiro por su cercanía pero además porque teníamos ganas de conocer una de las ciudades más importantes del mundo. El viaje en avión duró 3 horas. No podemos negar que es una placer cuando dura tan poco