Buzios

Hola! Somos @viajandoconninos_ y nos encantó la idea de contarles alguna de nuestras experiencias, compartiéndola a través del blog del @viajandoconhijos.

La primera vez que íbamos a viajar en avión con Cata teníamos varios miedos: al dolor de oídos, a las turbulencias, a bancarse estar encerrada en un mismo espacio por varias horas, etc, etc, etc.

La idea final era viajar a Europa con ella ya de dos años, pero queríamos hacer una prueba piloto para que la primera experiencia no fueran por lo menos 13 horas de vuelo sin saber más o menos cómo podría reaccionar.

Así que pusimos en marcha los preparativos para nuestro viaje a Buzios, Brasil, allá por el 2017.

Lo primero que hicimos fue pedirle a la pediatra de Cata recomendaciones o cuidados que teníamos que tener, y todo lo que nos dijo funcionó: el avión hace el mismo efecto que la amortiguación del auto, los duerme! Al momento del despegue y el aterrizaje, denle mamadera o chupete (o teta si aún toman) ya que necesitan la succión para evitar el dolor de oídos

Lo segundo fue comprar un cochecito de los llamados paragüitas. Cuando empezamos la búsqueda, encontramos el ideal para nosotros: el GB Pock It.

Lo que tiene de positivo es que se pliega tanto que además de ser súper liviano, cabe en la cabina del avión, por lo que no es necesario despacharlo. Encontrábamos en eso una dificultad ya que podría demorar en salir el equipaje, extraviarse, tener una escala o mucho recorrido hasta llegar a las cintas.

Además, se puede guardar en una mochila así que era ideal para llegar a la playa caminando, guardarlo y tirarnos a tomar sol.

Como papás primerizos, armamos un mega botiquín con todo lo que pudiésemos llegar a necesitar y revisamos el tema vacunas. Es importante conocer cuáles se precisan en el lugar de destino.

Con todo cubierto, tomamos nuestro primer vuelo los tres juntos y fue súper fácil de llevar. El tema estuvo cuando después de esas horitas de viaje aún faltaban 3 más en micro!

Habíamos solicitado al transfer que nos iría a buscar a Río de Janeiro que nos dieran en el micro una butaca para ella, pero por un error no la hubo, así que tuvo que viajar a upa nuestro.

La primera parte del viaje la pasamos sin problemas. A la mitad del recorrido, hicimos una parada para ir al baño y almorzar los que quisieran. Preocupados porque salimos muy temprano en la mañana y ya habían pasado varias horas sin que Cata tomara más que leche, le insistimos para almorzar, tanto que subimos con el postre al micro para que lo comiera todo. ERROR!!! A los pocos minutos, ya sin sueño por todo lo que había dormido en el avión y en lo que iba de recorrido en ruta, empezó a pasar de upa de uno a upa del otro, sin dejar de moverse. El combo comida abundante + rutas con muchas curvas + la manera de manejar del chofer dio un resultado que no queríamos. Después de vomitar(nos), la cambiamos como pudimos en el micro y a los pocos minutos oootraa vez.

Por suerte sólo quedó en anécdota y aprendizaje para los próximos viajes por tierra.

Elegimos un hotel que tenía un club de playa, con servicio de sombrillas, toallas, vestuarios, restaurant y hasta un espacio con juegos para los más chiquitos, en la playa João Fernandes.

Todo muy lindo pero hay que correr atrás de una nena que ya camina y quiere experimentar con todo lo que encuentra jajaja

Cómo no era temporada alta, la playa estaba prácticamente para nosotros solos, no había un  calor que no te dejaba respirar así que pudimos disfrutar de unos días hermosos en Buzios, con siestitas a la sombra incluidas.

Después del episodio del micro, nosotros nos animamos a ir hasta Arraial do Cabo en barco (quedará para la próxima porque dicen que es espectacular!!!), pero sí recorrimos algunas playas a pie y fuimos a otra en un remis.

Por las noches, si no nos ganaba el cansancio, paseábamos por el pintoresco centro de la ciudad, con sus calles de piedra.

Al ser un destino familiar, Buzios es un muy buen lugar para ir con chicos y disfrutar de unas vacaciones relajadas en la playa.

Gracias por leer nuestra experiencia y anímense a viajar en familia!

Agradecemos a Yanina de @viajandoconninos_ contarnos su experiencia de viaje a Buzios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *