Visita a Niágara Falls

Desde Toronto las Cataratas se encuentran a 128 km de distancia, pero probablemente el tránsito hará que sea un viaje de más de dos horas. Recordemos que el tránsito en ciudades como Toronto es bastante cargado.

Las Cataratas están en medio de una ciudad típicamente americana, con una gran oferta de entretenimiento para grandes y chicos. Hay muchos locales de videojuegos y casas del terror, entre otras alternativas.

Luego de atravesar la urbe llegamos a la belleza natural proporcionada por las Cataratas.

DÓNDE SE ENCUENTRAN?

Situadas en la frontera entre Canadá y los Estados Unidos se pueden visitar desde ambos países. Nosotros lo hicimos desde el lado canadiense desde donde hay más territorio, aunque dicen que las mejores vistas uno las consigue desde el lado estadounidense.

Si tienen pasaporte y visa pueden cruzar y visitarla desde ambos países.

QUÉ HACER?

Vista desde el mirador
Vista desde el mirador

Las cataratas son una belleza natural en sí misma lo cual pueden apreciarse desde los miradores y balcones construidos para ello. Sin embargo, si sólo hacen eso, probablemente les quede sabor a poco.

Una de las atracciones más destacadas de la zona es el barco Maid of the Mist con el cual uno puede llegar lo más cerca posible a los saltos. La excursión es relativamente corta.

Los carros de los niños se dejan en la entrada y todos reciben un impermeable dado que al llegar tan cerca de las cataratas, salpica tanto que es imposible no mojarse.

Si no hace calor, es aconsejable llevar alguna muda de ropa.

Cataratas en familia
Cataratas en familia

Otra linda opción que nosotros no hemos experimentado pero se veía bien es el funicular Spanish Aerocar que dura aproximadamente diez minutos y recorre casi 600 metros sostenidos por cables a una velocidad de 7 kilómetros por hora por lo que lleva unos diez minutos la travesía.

Una alternativa de ver las Cataratas desde otro punto es subir a la Torre Skylon (Skylon Tower, en inglés), ubicada en Ontario. Desde allí se puede apreciar una vista general del paisaje.

También pueden acceder al  Journey Behind The Falls desde donde se pueden ver los saltos tantos desde abajo como por detrás mediante miradores y túneles preparados para ello.

Por otra parte el Sheraton hotel ofrece vistas a las Cataratas. Puede ser un buen lugar para alojarse si desean pasar una noche en Niágara.

A modo de conclusión…

8 CLAVES PARA TENER EN CUENTA SI PLANIFICAN VISITAR LAS CATARATAS DEL NIÁGARA:

  1. Preferentemente visitarlas en época de verano.
  2. Llevas muda de ropa por si se salpican con los saltos.
  3. Se puede aparcar en los estacionamientos privados cercanos a la atracción .
  4. Hay mucha oferta de entretenimiento infantil que puede ser imposible evitar si van con peques.
  5. Hay gran variedad de locales que venden souvenirs.
  6. También hay restaurantes y tiendas gastronómicas para satisfacer cuáles necesidad alimenticia.
  7. El barco es el paseo que hemos elegido hacer y del cual no nos hemos arrepentido en lo absoluto.
  8. Conocer las Cataratas del Niágara es una oportunidad que no se puede desaprovechar.

Conducir en Canadá

Nuestros amigos están instalados en Canadá hace ya varios años y ellos nos invitaron a visitarlos. Después de mucho dar vueltas nos definimos y nos animamos a ir desde tan lejos.

Viven en las afueras de Toronto y nos hospedaron en su casa con todas las comodidades. Pero también nos prestaron uno de sus autos. Generosamente nos dieron su camioneta Tesla Model X eléctrica. Con las puertas que se levantan hacia arriba y tanta tecnología de vanguardia que nos sorprendía a cada rato.

Desde allí recorrimos ciudades como Montreal, Quebec y las Cataratas del Niágara.

AUTO ELÉCTRICO: la experiencia de manejar un Tesla

Las ventajas de manejar auto eléctrico son varias. Hemos recorrido muchos kilómetros con un costo cero. La verdad es que solo necesitábamos cargar el auto, con sus respectivos cargadores. Por otra parte el andar es increíble, no se siente ruido alguno y las comodidades del interior del auto hace que se pueda disfrutar del viaje sin dudas.
A su vez, tiene un gran compartimento en el baúl y en este caso particular, tiene un baúl delantero para complementarlo, ya que no tiene motor.
En cuanto a las desventajas que pudimos apreciar es que hay que tener en cuenta que este tipo de automóviles tienen poca autonomía por lo que, para trayectos largos, debíamos hacer paradas obligatorias para recargar las baterías.

Superchargers
Superchargers

Tesla ofrece cargadores en diferentes puntos del mapa, pero es necesario tenerlos en cuenta para no pasar por alto una parada ya que la siguiente puede estar lejos.
Por otra parte, las cargas solían durar aproximadamente media hora, por este motivo las paradas son necesarias y a su vez, largas. Nosotros las aprovechamos para almorzar o hacer compras, pero es verdad que interrumpieron el sueño de nuestros niños una vez que logramos que estuvieran dormidos en el viaje.
Los viajes han sido más largos que lo habitual, debido a la necesidad de la recarga aunque sumamente económicos.
Hay hoteles que poca a poco comienzan a incorporar cargadores eléctricos, pero aún no es
un servicio básico que ofrecen todos los alojamientos.

COSAS PARA TENER EN CUENTA A LA HORA DE CONDUCIR POR CANADÁ

1- Con la licencia de conducir basta para estar autorizado. Hay que tener en cuenta que se respetan los límites de velocidad y en ciudades como Montreal, el control es muy estricto y las multas son demasiado caras.
Nos recomendaron insistentemente que no excedamos los límites de velocidad.
2- las rutas están en buen estado y suele haber muchos kilómetros de autovías.
3- el tránsito suele ser bastante cargado por lo que demora el viaje, además puede ser común encontrarse obras en las rutas lo que dificulta un poco el tránsito. Es mejor tener en cuenta esto para calcular el tiempo estimado del viaje.
4- durante las nevadas suelen cerrarse algunas rutas debido a la nieve y el hielo que las convierte en caminos peligrosos.

5- los autos son automáticos. Esto nunca puede ser un obstáculo, de hecho es una gran comodidad.
6- hay pocos peajes y muchos pueden evitarse ya que ofrecen una alternativa de vía más rápido, pero hay que saber que suelen ser caros.
7- los niños deben ir en sus correspondientes asientos.
8- hay paradas comerciales con tiendas y negocios gastronómicos y baños. Por lo que si necesitan parar, no creemos que vaya a ser un problema.

CONCLUSIÓN

Conducir por Canadá es sencillo y si quieren conocer diferentes ciudades de este enorme país, lo mejor es alquilar un auto ya que las distancias son grandes. Siempre que se respeten las leyes de vialidad no tendrán problema alguno.
Cuando inicien el camino recuerden que muchas autopistas cuentan con tránsito lento, sobre todo en algunas zonas puntuales, eso hace que el tiempo de llegada siempre sea más de lo que uno puede calcular en relación a los kilómetros de distancia.

Paseando por Quebec: ciudad con aire europeo

Decidimos emprender el viaje aún más lejos y nos fuimos dos días a Quebec y nos alojamos en el Viejo Quebec. Sin dudas fue una decisión estupenda!  Mezcla de estilos; aire europeo, pintoresca por donde se la mire, con calles angostas, edificios de piedra, murales gigantes, fue una parada de la cual no nos arrepentimos para nada.

Nos alojamos un hermoso hotel llamado Auberge St-Pierre, de categoría, con excelente atención, desayuno completo, habitaciones enormes, baño con diseño, y con restaurante propio aunque al ir con niños, nos dieron una mesa medio escondida en donde no llegaba el aire acondicionado, por lo que tuvimos bastante calor. Si bien ese fue un punto para abajo, todo lo demás ha sido positivamente destacable. los días fueron estupendos.

Un poco sobre el Centro histórico de Québec

Québec es la capital de la Provincia de Quebec. Su centro histórico es una ciudad peatonal en donde se abandona el auto durante toda la estadía. Fue declarado patrimonio mundial por la UNESCO. Sus fortificaciones datan del siglo XVII y sus edificios suelen ser del siglo XIX generalmente de estilo francés.

De dominio francés, es uno de los asentamientos más antiguos de Canadá y ha sido capital del país entre los años 1859 a 1865.

Qué hacer en Quebec con niños

✅ En primer lugar recomendamos fehacientemente dejarse llevar por las calles, caminar sin rumbo ni dirección exacta. Vale la pena hacerlo.

✅ Barrio Petit Champlain al cual se accede por funicular o escaleras. Sin dudas elegimos la primera opción ya estábamos con el carro de los niños.

✅ Plaza Real: hermosa plaza. Allí se encuentra Notre Dame, la iglesia más antigua de Canadá y a pocos metros se erige el mural Fresque des Quebécois, imposible que no llame la atención de cualquier visitante.

✅ Château Frontenac es un majestuoso hotel emplazado en la parte alta de la ciudadela, al que se llega mediante el funicular o por escaleras. Se puede visitar el alojamiento sin necesidad de ser huésped. Lujo y sofisticación se ven desde el piso hasta los techos.

✅ Ciudadela: recorrerla por sus calles, llegar a su puerta y volver caminando fue lo que decidimos hacer.  Por otra parte, mientras estén transitando las calles de Quebec, pueden visitar la calle de los paraguas, en la calle pequeña, donde además pueden tomar algo en los bares de la zona.

✅ Un imperdible para ir con los peques son las aguas luminosas que se encuentran frente al río San Lorenzo. Las aguas bajan y suben, iluminadas, los niños y grandes corren entre medio de las fuentes. Es un momento mágico, sobre todo si se hace de noche. Lleven una muda de ropa, o quizás otro calzado por si temen que los niños estén mojados, pero de ninguna , de ninguna manera, no los dejen vivencias esa experiencia.

✅ Zona del puerto: Es un lindo paseo, con cañones que siempre llaman la atención de Joaco.

Que comer?

Los horarios de los argentinos suelen ser bastante tarde. Nuestras cenas son a partir de las 20:30 generalmente. Eso implica tener que adaptarnos muchas veces al horario del país que vistamos.

En Quebec los restaurantes cerraban muy tempranos, así que aconsejamos sentarse a cenar a partir de las 19/19:40hs.

A nosotros particularmente no nos cuesta adelantar el horario, de hecho somos muy tempraneros.

Québec es un hermosa ciudad, sobre todo su centro histórico que por algo ha sido declarado patrimonio de la Humanidad. Si andan con planes de pasar cerca de allí, no duden en ir a conocerla, al menos a pasar el día. Pero si tienen tiempo, alojarse y vivir una noche allí, es genial!

Montreal: la segunda ciudad de habla francesa después de París

Nuestra experiencia por Montreal fue un tanto extraña. Quizás debemos reconocer que no hicimos muy bien el itinerario antes de llegar.

En primer lugar paramos en dos oportunidades distintas en esta ciudad, un día camino a Quebec y otro día para el regreso hacia Toronto. Evidentemente este tipo de estadía no fue oportuna para poder conocer Montreal de forma completa.

Por otro lado, como les dijimos, no fuimos con un plan de itinerario previamente analizado y seleccionado. Esta improvisación nos hizo equivocarnos en algunas cosas. Por ejemplo, cuando llegamos a Notre Dame, lamentablemente ya estaba cerrada, por lo que no pudimos conocer su interior. Generalmente chequeamos los horarios de cada lugar que queremos visitar. Pero esta falta de planificación hizo que no apuntemos el horario y así nos fue.

Qué nos pareció Montreal? Tuvimos la sensación de pasear sobre una ciudad que supo tener esplendor e importancia mundial, pero venida a menos. Muchos locales cerrados denotaban un pasado próspero y un presente que no era tan así. También vimos ciertas zonas descuidadas y muchas obras y arreglos permanentemente.

Resumen de nuestro paso por Montreal.

Hospedaje

Château de l'Argoat
Château de l’Argoat

La primera noche la pasamos en el Hôtel Château de l’Argoat, una casona antigua muy linda y bien ubicada. Cuenta con cargador para autos eléctricos, lo que nos facilitó bastante las cosas, aunque no tiene muchos espacios de estacionamiento. La única contra es que, al ser de estilo antiguo, no tiene ascensor. Por suerte nos tocó hospedarnos en planta baja, en una habitación con ventanal que daba a la calle. El desayuno estaba incluído. El staff fue super servicial y amigable.

La segunda noche paramos en el Hotel Faubourg Montreal. Eran departamentos bien amplios con 2 habitaciones, baño completo y kitchenette, pero sin demasiado lujo. Contaba con parking pago en estacionamiento interno. La atención fue buena y el desayuno buffet estaba incluído.

Recorrido

Mont-Royal: hicimos una parte en auto, mientras volvíamos del Oratorio.

Oratorio San José: está situado sobre el Mont-Royal. En él se encuentran la primera capilla, la iglesia de la cripta, la capilla de votos y la Basílica con su bella arquitectura y su órgano. Desde la terraza se puede observar la ciudad de Montreal. Hay visitas guiadas disponibles en varios idiomas, aunque se puede recorrer libremente por cuenta propia. En el lado este de los jardines del Oratorio se pueden recorrer las estaciones del Vía Crucis. También tiene una reserva natural.

Basílica de Notre Dame: Se encuentra en el Vieux-Port (Viejo Puerto) de Montreal. Como ya mencioné anteriormente, llegamos tarde para entrar a conocerla. Es la primera iglesia de estilo neo-gótico de Canadá. Notre-Dame está directamente ligada a la historia de la ciudad de Montreal y su lazo con la religión y el arte.

McGill Campus: El campus de una de las mejores universidades a nivel mundial está ubicado en el límite entre la zona céntrica de Montreal y el parque del Mont-Royal. Fundada en 1821, sus edificios antiguos parecen salidos de las películas de Harry Potter. Entre sus alumnos se encuentran Leonard Cohen (aclamado novelista, poeta, cantante y compositor); varios ganadores de premio Nobel en las distintas ramas de la ciencia; grandes empresarios a nivel mundial; y tres primer ministros de Canadá, entre ellos el actual, Justin Trudeau.

Estadio olímpico: Contruído para los Juegos Olímpicos de 1976, por un renombrado arquitecto francés. Hoy es el anfitrión de una gran diversidad de eventos, desde deportes hasta conciertos de rock o shows de Monster Trucks.

Plaza de Armas: si bien no es más que una plaza, este lugar emblemático se encuentra frente a la Basílica de Montreal, en la zona del Viejo Puerto.

Torre del reloj: construída entre 1919 y 1922. Marca la entrada al puerto y conmemora a los marinos mercantes desaparecidos en el mar durante los grandes conflictos mundiales.

Gay Village: una zona muy concurrida sobre la calle Ste-Catherine. Esta área es peatonal. Hay banderines colados de lado a lado de la calle que forman la bandera del arcoiris. Allí hay varios eventos, entre los más importantes se encuentran los festejos previos y posteriores al Pride Parade.

Vieux-Port: donde se encuentra el Centro de Ciencias de Montreal, la Torre del Reloj, el Marché Bonsecours, la carpa central del Cirque du Soleil. Tambien hay gran variedad de bares, restaurantes, hoteles y museos.

Little Italy: principalmente sobre la calle St-Laurent, se pueden encontrar bares, restaurantes y mercados donde consumir y comprar productos típicos italianos.

Chinatown: el barrio chino no es tan grande como en otras ciudades (Toronto, New York). Allí se encuentran restaurantes y locales de productos típicos y muchos de venta de productos para celulares.

Errores de los que aprender.

Recuerden este consejo: cuando viajan con niños, el tiempo vale oro, por lo que un itinerario detalladamente seleccionado es genial para evitar pérdida de tiempo o errores que no tienen vuelta atrás.

Conociendo Ottawa, capital de Canadá

Una mañana nos levantamos, terminamos de alistar las cosas y nos subimos a los Tesla para iniciar el viaje. Los autos eran eléctricos y necesitábamos cargar en el medio del viaje (para más info pueden encontrar en tips de viaje “experiencias de viajar en un auto eléctrico” próximamente)

El pronóstico estaba a nuestro favor así que iniciamos el viaje de casi 5 horas. La distancia entre Bowmanville y Ottawa es de 330 km, pero tuvimos que parar en Kingston a cargar las baterías y aprovechamos para almorzar.

Ottawa
Ottawa

Llegamos a la cuidad de Ottawa pasado el mediodía. Nos alojamos dos noches en el Sheraton Ottawa hotel que estaba muy bien ubicado en relación a nuestro itinerario. Sin embargo, no tuvimos una grata experiencia en el check-out ya que nos cobraron una cantidad importante de consumo de televisión prepaga. La realidad es que no habíamos comprado nada. Tengan en cuenta este dato porque apretar un botón sin querer, puede ser fatal a la hora de abonar la estadía. sobre todo si los niños ya hacen uso del control.

Estacionamos los autos en el hotel y no los sacamos en toda nuestra estadía por la capital. Todo fue caminando, y mucho. El cansancio sobre el final del día era notable. Pero es ese cansancio placentero provocado por el camino recorrido.

Que hicimos por Ottawa con los niños?

Parlamento de Canadá: es el centro legislativo del país, se trata de un hermoso edificio pero que comenzó su reconstrucción y estará durante diez años cerrado al público. Ha sido una lástima no poder ingresar al recinto. Igualmente se puede acceder al actual edificio legislativo que se encuentra a pocos metros del Parlamento. Es una visita guiada que únicamente es en inglés. La entrada es gratuita y se saca con antelación por internet. No lo recomendamos para nada, primero por la restricción del idioma, segundo porque tiene un control muy severo a la hora de ingresar y tercero porque es muy aburrido para los peques, por lo que terminan molestándose o queriéndose ir antes de tiempo.

National War Memorial: es un monumento de guerra ubicado en una plaza a pocos metros del Parlamento. También está cerca del famoso hotel Chateau Laurier.

Canal Rideau: declarado patrimonio de la Humanidad, es un canal que divide la ciudad. En invierno sabe ser una posta de patinaje.  Es un lindo lugar para iniciar o terminar el recorrido.

Byward Market: es una feria al aire libre con puestos de frutas, verduras, comidas; como así también indumentaria y arte. En cada paso que dimos sobre este paseo, los olores eran tan tentadores que no dudamos en comprar algunas frutas para comer mientras caminábamos.

Notre Dame: es la iglesia más antigua de la ciudad, ubicada a cinco minutos del Byward Market. Si ingreso es gratis, solo se abona si se quiere subir a la torre. (Dirección: 385 Sussex)

Galería Nacional de Arte: frente a la basílica de Notre Dame se encuentra este enorme museo. Nosotros no ingresamos porque nos parecía una complejidad hacerlo (recordemos que éramos dos familias con niños). De todas formas, su fachada es una obra arquitectónica en sí misma. Para más info: abre a partir de las 10:00 am y las entradas cuestan a partir de los 7 CAD. (Dirección: 380 Sussex)

Major’s Hill Park: frente a la Galería Nacional de Arte se encuentra este gran parque que tiene unas excelentes vistas del parlamento y del río Ottawa. Es una perfecta parada para hacer con los niños. Almorzamos allí aprovechando que había puestos de comida rápida. Es un parque que está impecable, es amplio y muy bien cuidado. Dato para tener en cuenta, tiene wifi gratuito.

Alexandra Bridge: divide a la ciudad de Ottawa de Gatineau, atravesarlo es un lindo paseo desde donde se obtienen excelentes vistas de la ciudad.

Museo Canadiense de la historia: luego de cruzar el puente y ya estando en la ciudad de Gatineau (Quebec) se encuentra este gran museo. De fácil recorrido para hacerlo con cochecito. Hay que tener en cuenta que es un museo muy grande, recorrerlo lleva bastante tiempo y los niños no caminan tanto como amerita este lugar. Tiene muchas salas, nosotros aconsejamos elegir las que más se adecuen a sus gustos e intereses, porque tratar de conocerlo de forma completa, puede ser tedioso para los chicos.

Hay salas y exposiciones muy entretenidas para los pequeños, el Juego audiovisual, muñecos y maquetas colaboran para que no sea un paseo aburrido en ningún momento. Además la frutilla del postre: dentro de este recinto hay un sector dedicado especialmente para los niños, es un museo destinado para ellos que recrea situaciones de la vida cotidiana en la que ellos pueden jugar un rato largo. Por ejemplo, una pizzería, una cafetería, puestos de comida, barcos y autos, teatros y camarines, pirámides egipcias, entre otros, son cosas con los que ellos pueden jugar.

Por supuesto estuvimos como una hora allí. Ellos jugaron un montón y estuvieron felices.

Qué tipo de cochecito llevar?

Llevamos un cochecito prestado que estuvo genial! Joaco se metía con Luigi cuando se cansaba y ambos iban sentados o incluso durmiendo en alguna oportunidad.

Cómo ha sido el clima?

El clima en verano es ideal, aunque no nos podíamos olvidar de ponerles protector solar a los niños y gorros en los momentos de sol fuerte.

Hay que preocuparse por la comida para los niños?

La comida rápida era accesible pero nos costaba mucho encontrar otro tipo de alimentación para los niños.

A modo de conclusión…

Ottawa es una linda ciudad, pero no tiene demasiadas cosas destacables que la hagan diferente a cualquier ciudad del mundo occidental. Es prolija y limpia.

Dato general si visitan Canadá: cuando ingresan a un restaurante hay que quedarse al pie de la puerta esperando a ser atendidos, está mal visto ingresar sin permiso al lugar.

Esperamos que les hayan servido nuestras anécdotas.

Primer destino canadiense: Toronto y alrededores

Llegamos a Toronto poco antes del mediodía y lo poco que vimos nos gustó. Pancho, amigo de Berchy desde el colegio, nos estaba esperando con su “nave” Tesla para llevarnos hasta Bowmanville, lugar de residencia de nuestros amigos que está a poco más de 80 kilómetros del aeropuerto.

Romi y Pancho hace años que viven en Canadá, allí se casaron y tuvieron a Valentino, su hijo; pero cuando los vimos, parecía ser que vivieron toda la vida en aquel lugar. Tienen una casa hermosa en donde nos hospedaron. Más allá de la comodidad de la vivienda, nos sentimos muy a gusto en todos los sentidos.

La Vida Norteamericana

La vida americana nos sorprendía diariamente: cestos de basura abriéndose con un solo movimiento, colchones moviéndose para nuestra comodidad con un control remoto, pantallas y sillones inteligentes, etc, etc.

El clima durante el verano es benévolo, el calor se soporta y no hay muchas lluvias. Sin embargo, en invierno puede ser poco amigable ya que las bajas temperaturas dificultan el paseo, sobre todo para los niños.

La comida para los chicos es fácil de conseguir aunque generalmente abunda la oferta gastronómica de comidas rápidas y poco saludables, pero estando de vacaciones no nos preocupamos. Las hamburguesas, sándwiches y pizzas pueden ser comidas que se consumen mucho más de lo que solemos hacer en nuestra vida cotidiana. Lo único que se nos complicó conseguir fueron leches individuales tipo brick para Luigi, parece ser un producto que no suele fabricarse por aquellos pagos.

Estuvimos muchos días en Toronto, recorrimos cerca de la casa de nuestros amigos, hicimos compras, llevamos a los pequeños a una plaza con juegos con agua y disfrutamos de la casa de ellos.

Qué hacer en Toronto?

A continuación les detallamos nuestros paseos por esta parte de Canadá. Qué hacer en Toronto? Aquí abajo se los comentamos.

Vista desde CN Tower
Vista desde CN Tower

-La CN Tower: es el emblema del centro de Toronto, siendo una torre moderna de 147 pisos y el principal mirador de la ciudad.

Fuimos cerca del mediodía y en nuestro primer intento por ingresar nos enteramos que había casi dos horas de espera para poder subir. Desde ya descartamos la posibilidad de esperar tanto, es imposible hacerlo con los niños. El empleado que nos atendió nos recomendó volver cerca de las nueve de la noche y así lo hicimos.

Pudimos ingresar en tan solo diez minutos. Los ascensores de vidrio permiten ver la ciudad mientras se ascienden los 147 pisos.  La vista es fantástica, sobre todo con toda la urbe iluminada de noche, el inmenso lago, el estadio, el piso de vidrio que genera un vértigo absoluto, todo colabora para que realmente no tiene desperdicio esta atracción turística. La entrada no es barata pero es un imperdible sin dudas de esta ciudad. También posee restaurant pero desconocemos los precios porque no consumimos nada allí.

-Rogers Centre: situado junto a la Torre CN, es un estadio deportivo asociado al béisbol pero que además brinda otro tipo de espectáculos deportivos, musicales y culturales. Desde la torre se ve perfectamente el campo de juego.

No ingresamos pero se disputaba un encuentro de béisbol por la noche, miles de fanáticos andaban por las calles yendo al estadio para ver el partido.

En la puerta se ve de refilón parte de la tribuna y se escuchan con parlantes con altos audios la transmisión en vivo. Muy americano. Nos sentimos como si estuviéramos en cualquier lugar de Estados Unidos.

Si andan unos días por allí, sin dudas debe ser una experiencia increíble poder vivir un encuentro de béisbol como espectador.

Ripley Aquarium II
Ripley Aquarium II

-Acuario Ripley: a pocos metros de la Torre CN se emplaza el acuario de Ripley. Los niños menores de 3 años no abonan, los peques de 3 a 5 años pagan 13 CAD, los de 6 a 13 años abonan 26 CAD y los adultos 33 CAD.

A los niños les encanta el acuario y éste particularmente es divertido. Tiene juegos y túneles que lo hacen muy entretenido.

El recorrido lleva 2 horas aproximadamente.

-Toronto Island: los ferrys que cruzan a la isla son bastantes económicos y desde allí se tiene una postal completa del centro de Toronto.

-Distillery District: rincón de calles adoquinadas con viejos edificios que albergaban destilerías de whisky, sabe ser polo gastronómico y cultural de la ciudad.

-Plaza Nathan Phillips: llegamos caminando a la plaza central de Toronto que sabe ser uno de los principales puntos turísticos. En invierno se monta una pista de patinaje sobre hielo, pero como nosotros fuimos en verano, vimos la fuentes de agua y el lago que acompaña las letras con el nombre de la ciudad. Lindo lugar para visitar!!

Dundas Square
Dundas Square

-Dundas Square: ubicado en el corazón del Downtown de Toronto, se emplaza como un punto neurálgico a nivel comercial. Es una zona transcurrida, con espectáculos gratuitos, fuentes de agua, bares y cafés. Suele ser comparado con el Times Square de Nueva York pero la verdad, es bastante incomparable.

-Lakeshore: la costanera de la ciudad. Bordeamos parte del lago caminando con los niños. Fue un agradable paseo, desde donde teníamos imágenes perfectas de la CN Tower.

Súper agradable para hacer, sobre todo cayendo la tarde.

Indian River Reptile Zoo
Indian River Reptile Zoo

-Indian River Reptile Zoo: a 80 km de Bowmanville (casa de nuestros amigos) se encuentra este lugar que es genial para visitar con los niños. Allí se pueden ver serpientes, cocodrilos y lagartos, entre otras especies. Además hay una exposición de dinosaurios interactivos que se mueven y emiten sonidos que provocan asombro en los pequeños. También tienen un arenero para buscar huesos de dinosaurios.

Es un lugar para estar mediodía o incluso día completo. También hay un tobogán inflable en el sector de juegos.

Cómo siguió nuestro recorrido?

Estuvimos varios días en Ontario alojados en la casa de nuestros amigos, pero también recorrimos otras ciudades canadienses.

La primera gran visita fue Ottawa, capital del país.

Así que luego de nuestros recorridos, armamos las maletas, cargamos los autos eléctricos, y dejamos todo listo para iniciar nuestro itinerario que ya estaba planificado con anterioridad.

En el siguiente post les contamos sobre nuestro plan de viaje. Ojalá les guste…