Conociendo Ottawa, capital de Canadá

Una mañana nos levantamos, terminamos de alistar las cosas y nos subimos a los Tesla para iniciar el viaje. Los autos eran eléctricos y necesitábamos cargar en el medio del viaje (para más info pueden encontrar en tips de viaje “experiencias de viajar en un auto eléctrico” próximamente)

El pronóstico estaba a nuestro favor así que iniciamos el viaje de casi 5 horas. La distancia entre Bowmanville y Ottawa es de 330 km, pero tuvimos que parar en Kingston a cargar las baterías y aprovechamos para almorzar.

Ottawa
Ottawa

Llegamos a la cuidad de Ottawa pasado el mediodía. Nos alojamos dos noches en el Sheraton Ottawa hotel que estaba muy bien ubicado en relación a nuestro itinerario. Sin embargo, no tuvimos una grata experiencia en el check-out ya que nos cobraron una cantidad importante de consumo de televisión prepaga. La realidad es que no habíamos comprado nada. Tengan en cuenta este dato porque apretar un botón sin querer, puede ser fatal a la hora de abonar la estadía. sobre todo si los niños ya hacen uso del control.

Estacionamos los autos en el hotel y no los sacamos en toda nuestra estadía por la capital. Todo fue caminando, y mucho. El cansancio sobre el final del día era notable. Pero es ese cansancio placentero provocado por el camino recorrido.

Que hicimos por Ottawa con los niños?

Parlamento de Canadá: es el centro legislativo del país, se trata de un hermoso edificio pero que comenzó su reconstrucción y estará durante diez años cerrado al público. Ha sido una lástima no poder ingresar al recinto. Igualmente se puede acceder al actual edificio legislativo que se encuentra a pocos metros del Parlamento. Es una visita guiada que únicamente es en inglés. La entrada es gratuita y se saca con antelación por internet. No lo recomendamos para nada, primero por la restricción del idioma, segundo porque tiene un control muy severo a la hora de ingresar y tercero porque es muy aburrido para los peques, por lo que terminan molestándose o queriéndose ir antes de tiempo.

National War Memorial: es un monumento de guerra ubicado en una plaza a pocos metros del Parlamento. También está cerca del famoso hotel Chateau Laurier.

Canal Rideau: declarado patrimonio de la Humanidad, es un canal que divide la ciudad. En invierno sabe ser una posta de patinaje.  Es un lindo lugar para iniciar o terminar el recorrido.

Byward Market: es una feria al aire libre con puestos de frutas, verduras, comidas; como así también indumentaria y arte. En cada paso que dimos sobre este paseo, los olores eran tan tentadores que no dudamos en comprar algunas frutas para comer mientras caminábamos.

Notre Dame: es la iglesia más antigua de la ciudad, ubicada a cinco minutos del Byward Market. Si ingreso es gratis, solo se abona si se quiere subir a la torre. (Dirección: 385 Sussex)

Galería Nacional de Arte: frente a la basílica de Notre Dame se encuentra este enorme museo. Nosotros no ingresamos porque nos parecía una complejidad hacerlo (recordemos que éramos dos familias con niños). De todas formas, su fachada es una obra arquitectónica en sí misma. Para más info: abre a partir de las 10:00 am y las entradas cuestan a partir de los 7 CAD. (Dirección: 380 Sussex)

Major’s Hill Park: frente a la Galería Nacional de Arte se encuentra este gran parque que tiene unas excelentes vistas del parlamento y del río Ottawa. Es una perfecta parada para hacer con los niños. Almorzamos allí aprovechando que había puestos de comida rápida. Es un parque que está impecable, es amplio y muy bien cuidado. Dato para tener en cuenta, tiene wifi gratuito.

Alexandra Bridge: divide a la ciudad de Ottawa de Gatineau, atravesarlo es un lindo paseo desde donde se obtienen excelentes vistas de la ciudad.

Museo Canadiense de la historia: luego de cruzar el puente y ya estando en la ciudad de Gatineau (Quebec) se encuentra este gran museo. De fácil recorrido para hacerlo con cochecito. Hay que tener en cuenta que es un museo muy grande, recorrerlo lleva bastante tiempo y los niños no caminan tanto como amerita este lugar. Tiene muchas salas, nosotros aconsejamos elegir las que más se adecuen a sus gustos e intereses, porque tratar de conocerlo de forma completa, puede ser tedioso para los chicos.

Hay salas y exposiciones muy entretenidas para los pequeños, el Juego audiovisual, muñecos y maquetas colaboran para que no sea un paseo aburrido en ningún momento. Además la frutilla del postre: dentro de este recinto hay un sector dedicado especialmente para los niños, es un museo destinado para ellos que recrea situaciones de la vida cotidiana en la que ellos pueden jugar un rato largo. Por ejemplo, una pizzería, una cafetería, puestos de comida, barcos y autos, teatros y camarines, pirámides egipcias, entre otros, son cosas con los que ellos pueden jugar.

Por supuesto estuvimos como una hora allí. Ellos jugaron un montón y estuvieron felices.

Qué tipo de cochecito llevar?

Llevamos un cochecito prestado que estuvo genial! Joaco se metía con Luigi cuando se cansaba y ambos iban sentados o incluso durmiendo en alguna oportunidad.

Cómo ha sido el clima?

El clima en verano es ideal, aunque no nos podíamos olvidar de ponerles protector solar a los niños y gorros en los momentos de sol fuerte.

Hay que preocuparse por la comida para los niños?

La comida rápida era accesible pero nos costaba mucho encontrar otro tipo de alimentación para los niños.

A modo de conclusión…

Ottawa es una linda ciudad, pero no tiene demasiadas cosas destacables que la hagan diferente a cualquier ciudad del mundo occidental. Es prolija y limpia.

Dato general si visitan Canadá: cuando ingresan a un restaurante hay que quedarse al pie de la puerta esperando a ser atendidos, está mal visto ingresar sin permiso al lugar.

Esperamos que les hayan servido nuestras anécdotas.