Cariló… una escapadita al mar

Cariló

La costa argentina siempre es una opción para quienes vivimos en dicho país. Desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se llega en un viaje de 4 horas en auto aproximadamente. Es la primera alternativa que se les cruza a la mayoría de los padres a la hora de planificar la primera vacación con un pequeño.

Así al menos lo hicimos nosotros, nos fuimos una semana a la costa en el mes de Septiembre, Joaco tenía tan sólo 5 meses. Si bien hay un montón de alternativas para elegir, muchas veces solemos optar a Cariló y en este post les contamos qué hacer si andan por allí…

Cariló

Siempre es nuestro preferido porque combina la playa con el bosque y eso le da un encanto tan especial que lo hace distinto a cualquier otro balneario. Pertenece al partido de Pinamar y se caracteriza por sus calles de tierras cuyos nombres pertenecen a aves o a flores y que están rodeadas de grandes pinos y árboles.

Sus balnearios son Cozumel, Hemingway (al que siempre vamos), Parador Neruda y Divisadero.

Cariló se convierte en un paseo elegido los días nublados por todos los turistas que andan cerca de allí, es que su centro es hermoso y tiene un encanto particular. A pesar de todo lo lindo que tiene, hay que aclarar que pasear por Cariló con el carro de bebés es prácticamente imposible porque en sus calles hay tierra y arena. De todas formas no se desanimen, pueden usar mochila de porteo, aunque la verdad es que siempre llevamos el cochecito aún siendo toda una odisea su traslado.

Paseos:

Hay muchos paseos bonitos y pintorescos. Con Joaco jugamos a buscar todos los duendes posibles porque siempre se puede encontrar uno en algún local, uno de ellos es el Paseo la Aldea.

También hay un centro comercial en el que se encuentran muchas marcas de ropa reconocidas, tengan en cuenta que no todos los locales están abierto días de semana, fuera de temporada. En el centro hay un lugar con videojuegos para los niños, karting y un trencito que les encanta!

Conocer el Golf Club debe estar en la lista de salidas. Como así también caminar por el bosque o dar una vuelta en auto mirando las mansiones típicas del lugar. Cabe aclarar que Cariló es un lugar de gran poder adquisitivo y generalmente tiene precios más elevados que en el resto de la costa argentina.

Para la provisiones en el mercado de Cariló encuentran todo lo necesario, sobre todo si llueve ya que la salida en dicha localidad puede ser complicada porque muchas calles suelen estar anegadas. Tienen un supermercado de conocida cadena saliendo sobre la ruta.

En cuanto a la atención médica hay una salita muy pequeña para salir del paso, pero en Pinamar hay hospital en caso de necesitar una mayor atención sanitaria.

Algunas opciones para comer: nuestra lista de preferidos

A Mano: es uno de los preferidos por los propietarios de Cariló, suele requerir reservas por la alta demanda. Se come rico y su comida es casera.

La Ventola: es el más pintoresco ya que simula ser un barco. Se destaca por su ambientación pero no siempre está abierto.

Bar de tapas: es nuestro PREFERIDO!!!! Vamos siempre que podemos. Está abierto todos los días del año, te atienden súper bien y las tapas son riquísimas. El lugar es muy acogedor.

Tante: es el clásico de Cariló y dicen que es parada obligatoria para merendar.

Josefa: es un restaurante especializado en pastas. Agradable ambientación.

La Pulpería: si quieren comer carne, no duden en elegir este lugar.

Cozumel: si quieren almorzar con vista al mar, este parador de playa vende muy ricos mariscos.

Opciones para alojarse:

Cariló con niños
Cariló con niños

Hay muchas casas grandes y hermosas en el bosque que están destinadas para alquiler temporario, sus precios son elevados, sobre todo en temporada alta.

La siguiente alternativa son los apart hotel o cabañas muy típicos de esta zona. Se abonan por día y tienen servicios similares a los de un hotel, algunos de ellos cuentan con spa y piscinas climatizadas.

Finalmente hay hoteles como por ejemplo el Marcin que sin dudas es un excelente lugar para hospedarse con niños. Tiene piscina climatizada externa e interna, gran restaurante y desayunador con vista al mar y un sector de juegos para chicos que es muy entretenido.

Para aquellos que no se alojen en Cariló no duden en visitarlo si andan cerca. Pueden ir un día nublado a merendar, como hace la mayoría de las personas o pueden ir un día soleado a disfrutar de sus playas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *