Cómo armar un botiquín

Botiquín de viaje

Una de las mayores preocupaciones de los padres a la hora de viajar con niños, es el temor que se enfermen estando tan lejos de su país natal.

Así nacen preguntas tales como: el destino de vacaciones cuenta con un buen sistema de salud?; cómo es la calidad de la sanidad del país al que uno visita? Tienen buenos y capacitados médicos?

Estos son los primeros grandes fantasmas que aparecen en la cabeza de muchos papás. Muchos nos han comentado sobre este tipo de miedos que les surge ineludiblemente. Algunos prefieren resignar viajar al exterior por este gran pavor. Y no es poca cosa.

La verdad es que cuando nuestros hijos se enferman, automáticamente se nos hace un nudo en la panza que nos comprime hasta el pecho. Imagínense estando muy lejos de casa. Las ganas de volver aparecen enseguida y a veces, generan arrepentimiento. Siempre nos sentimos más seguros cuando estamos en nuestro hogar, de eso no hay dudas!

Por suerte una sola vez se nos ha enfermando uno de los pequeños. Fue Luis con casi dos años en Imbassai, playa ubicada en Salvador Bahía, Brasil.

Se pescó una enfermedad eruptiva súper contagiosa que se llama fiebre aftosa humana, conocida comúnmente como la enfermedad de manos, boca y pies porque presenta un sarpullido preferentemente en estas áreas.

Luigi estuvo muy molesto durante dos días completos, tenía muchas llagas en la boca que le impedían comer. Sólo quería tomar leche. Además tenía fiebre.

Sinceramente nuestros últimos dos días de vacaciones fueron poco agradables, no lo podemos negar. Estábamos muy preocupados por el bienestar de nuestro bebé.

No vamos a decir una cosa por otra… esos días lo resguardamos del sol y lo dejamos estar mucho tiempo en la habitación, para que pudiera descansar todo lo posible. Por lo general, Berchy llevaba a Joaco a la playa o la piscina y yo solía quedarme con nuestro hijo menor. Recién en la última noche fue que mejoró y pudimos disfrutar de la última cena.

De todas formas, aunque pueden suceder estas cuestiones, nosotros aconsejamos que se animen a viajar sin temores.

Si sos de los que tienen miedo te damos nuestros consejos para que puedas menguar las fobias que uno como padre puede tener. Te contamos que hacemos nosotros antes de viajar.

Consejos antes de viajar

En primer lugar consultamos con nuestro pediatra. Una vez que tenemos en mente un destino, le preguntamos a nuestro doctor de cabecera sobre la sanidad de esa región o país. Él nos dice si debemos vacunarnos o no, o si tenemos que tomar alguna medida de precaución.

Una vez que tenemos la aprobación del pediatra y tomamos los recaudos sanitarios pasamos al segundo paso…La cobertura médica.

Siempre hemos solicitado la asistencia al viajero que nos proporciona la tarjeta de crédito que tenemos. Tarjetas como Visa o MasterCard ofrecen este tipo de cobertura y en algunos casos, es sin costo adicional. Siempre lo contratamos mediante esta vía. Nunca compramos un seguro de asistencia de viaje de otra manera.

El trámite puede hacerse telefónicamente o a través de la Web. Es muy simple. De acuerdo al servicio que posee la tarjeta depende la oferta y la propuesta que presentan. En todos los casos no están cubiertas las enfermedades preexistentes.

Si no tienen ninguna tarjeta de crédito recomendamos contratar un seguro de asistencia que puede adquirirse en cualquier compañía que se dedique a la venta de este tipo de servicios.

Y como tercero y último paso llega el armado del botiquín. Siempre me guío con una lista previa para saber si debo, con tiempo, comprar algo antes de viajar.

Armado del Botiquín

En primer lugar armamos un botiquín básico de viaje para el avión en el que lleva fundamentalmente un termómetro digital, un antitérmico, gotitas de corticoide por si llega a surgir un ataque inesperado de tos, algunos apósitos y un desinfectante. Siempre tratamos de llevarlos en envases pequeños.

En cuanto al botiquín principal, que suele estar en el equipaje de bodega, transportamos los siguientes medicamentos:

  • segundo termómetro digital
  • ibuprofeno pediátrico suspensión 4%
  • antipirético pediátrico en pastillas
  • paracetamol
  • jeringa para tomar medicamentos
  • platsul (crema para quemaduras)
  • adermicina
  • hiploglós
  • macril
  • antihistamínico
  • antialérgico
  • anestésico para picaduras de insectos
  • talco y crema cicatrizantes
  • desinfectantes
  • tijera
  • cápsula de solución fisiológica
  • aerocámara
  • salbutamol
  • budesonide
  • gotas de corticoide pediátrico
  • antibiótico (no lo administramos sin consultar previamente con el pediatra)
  • apósitos
  • gasas

Esperamos que les pueda servir nuestra lista que acabamos de compartir. Algunos medicamentos fueron incorporados últimamente gracias a las opiniones de nuestros seguidores de Instagram, que nos compartieron sus ïnfaltables¨de sus botiquines.

Algunos personas creen y hacen comentarios como que es mal augurio llevar tantas cosas. Asocian que transportar tantos medicamentos está relacionado directamente con la aparición de alguna enfermedad.

Para nosotros no es ni jamás fue así, porque siempre llevamos todo lo que creemos que podemos necesitar ante algún imprevisto, o que en realidad nos gustaría tener en caso de necesitarlo. Uno como padre se acostumbra a ciertos fármacos, marcas o laboratorios que probablemente sean difícil de encontrar en otro país.

Para evitar esa frustración preferimos llevar en nuestro botiquín todo lo que solemos usar. Por suerte, pocas veces tuvimos que utilizarlo.

Recomendamos consultar con el médico previamente. Actualmente la mayoría de nosotros tenemos la suerte de tener el teléfono del doctor en nuestros celulares y podemos consultarle mediante un mensaje. Sin molestar demasiado, ante la duda nunca está de más hacerlo, sobre todo si estamos lejos de nuestro país. Eso nos da una tranquilidad importante.

El bienestar de nuestros hijos, siempre es lo más importante.

One thought on “Cómo armar un botiquín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *