Consejos para viajar en auto con niños

Viajando en auto

Pensar en volar con niños resulta estresante para los padres. Por eso desisten en el primer intento y optan por unas vacaciones en auto. Sin embargo, viajar en auto con bebés y pequeños puede resultar igual o más caótico que subirse a un avión con ellos.  Es verdad que la mirada ajena no está presente pero que el viaje sea placentero es una cuestión de suerte. De todas formas hay muchos trucos y claves que ayudan a viajar mejor.

El viaje más largo que hemos hecho en automóvil ha sido a la Provincia de Córdoba con una duración de 8 horas prácticamente. Nos ha ido bien, pero en un momento del viaje, Luigi se puso intenso y colmó nuestra paciencia.

Igualmente, volvimos a repetirlo. Los padres tenemos una suerte de memoria selectiva que nos permite archivar en el cajón esos momentos ríspidos de la paternidad. Pero concentrándonos en el viaje en sí mismo hay claves que repetimos para poder tener un viaje más reconfortante.

Horario de Salida

El viaje nocturno es ideal para salir cuando viajamos con niños porque ellos duermen todo el viaje. Nosotros nunca lo elegimos. Primero porque no nos gusta manejar de noche y segundo porque al otro día ya nos sentimos mal descansados.

Si el viaje es de 4 o 5 horas elegimos salir cerca de las 11:30/12:00 horas del mediodía. Si es día de semana, los pasamos a buscar por el colegio y salimos directamente a la ruta.

Esta hora nos permite jugar un poco con la ansiedad. Al rato les damos de almorzar en el auto y cerca de las 13:00 horas empiezan a dormir una siesta. Se despiertan cuando falta poco para llegar. Ese horario es el que más nos ha funcionado.

Cuando se trata de viajes de mayor distancia y para evitar llegar muy tarde al destino, preferimos salir a la ruta cerca de las 9:00 de la mañana. En este caso, a veces se duermen antes del mediodía.

Si el viaje es aún más largo (nosotros nunca hemos hecho uno así), recomendamos que hagan una parada con alojamiento incluido para que los chicos puedan descansar.

Comidas para el viaje

Cuando son bebés y sólo toman teta o leche, hay cosas que ya están solucionadas. Sólo les aconsejamos a las mamás que se animen a amamantarlos en el auto porque si paran para darles el pecho, el viaje puede ser eterno.

Si los bebés ya se alimentan con comida, lo ideal es preparar una vianda antes de emprender el viaje.

Existen bolsos térmicos o loncheras que mantienen la temperatura de los alimentos. En ese caso, siempre nos pareció buena opción llevar la papilla ya lista desde casa. Además de transportar un biberón (o vaso con pico) de agua.

Hay en el mercado, calentadores de mamaderas para autos. Son portátiles y no hierven el líquido. Nosotros nunca lo compramos pero porque siempre le dimos la leche a temperatura ambiente y eso nos resulta más práctico.

También llevamos papilla de cereales para preparar o algún potecito por si se queda con hambre. Si suelen darles yogurt, lleven en una lonchera con bolsas o plásticos de hielo que permiten mantener la temperatura. Es importante que no corten la cadena de frío.

No se olviden de empacar cucharas, baberos y servilletas.

Cuando los pequeños son más grandes se abre un mundo de variedades. Si almuerzan en el vehículo llevamos una vianda con sándwich tipo picnic. Además preparamos una canasta con papitas, frutas, galletitas y algunas golosinas escondidas.

En cuanto a las bebidas solemos llevar aguas o jugos. Preferimos que cada uno tenga su botella con sorbete. Parece más práctico que un vaso el cual puede caerse y mojar todo.

También llevamos brick de leches (chocolatada para Joaco y azucarada para Luigi -sólo por excepción-) para que tomen a la hora de la merienda.

A nuestros hijos les encanta comer en el auto, pero si por una cuestión de logística hacemos el almuerzo en algún parador de la ruta, preferimos que no estén mucho tiempo sentados porque ya bastante lo están en el vehículo.

Entretenimiento para los chicos

Cuando son bebés el entretenimiento no tiene demasiados trucos. Por lo general, llevamos música acorde a la edad para ir escuchando en la ruta.

La aplicación Waze incorporó en el GPS, la voz de la granja de Zenón para los más pequeños.  Si son más grandes los aparatos tecnológicos son una perfecta solución.

Si no van a tener wifi en el auto (pueden compartir datos móviles desde su propio celular) es importante descargar sus programas preferidos. En Netflix tienen la opción de descargar series o películas. Deben hacerlo cuando tienen conexión pero luego pueden verse sin necesidad de estar conectados. También hay una aplicación que se llama videocache que permite descargar contenido de YouTube.

Hay soportes para tablet que se sujetan del cabezal del asiento y sostienen el dispositivo. Es ideal para cuando son chicos o cuando comparten la tablet entre hermanos.

Si son de engancharse con el dibujo, una pequeña cartuchera con hojas no vienen nada mal.

Además de sus juguetes preferidos, que incluso ellos mismos pueden elegir llevar.

Adicionales para el auto

Algunos accesorios pueden resultar útiles aunque tampoco es necesario salir a comprar todo lo que está en el mercado. Ya les hemos mencionado el calentador de mamaderas y el soporte para tablet. Pero hay algunos elementos más que pueden colaborar para que el viaje sea más confortable, que a continuación les detallamos:

Si el bebé viaja en silla nido, los padres no vemos a la criatura porque el huevito debe instalarse, por una cuestión de seguridad, para que el niño viaje de espaldas. Nosotros compramos un espejo que se incorpora en el cabezal del asiento y que nos deja ver la cara de nuestro hijo mientras conducimos. Así sabemos si está dormido o no. Nos da mucha más tranquilidad verlo y saber qué está haciendo.

Otro accesorio que puede ser de utilidad son los sujetas cabeza para silla de autos, así pueden dormir más cómodos durante el viaje. También están las almohadas de viaje que nos sirven para viajar en avión y en auto.

Hay organizadores para coches que se sujetan en el respaldo del asiento y permiten transportar las cosas del bebé allí mismo. Nosotros nunca lo hemos probado pero pueden ser bastante útil.

Si su auto no tiene bandeja hay unas mesas de sillas para el auto en donde ellos pueden comer o apoyar cosas ahí.

Tener un buen parasol no es un dato menor. Hay que evitar que el sol les dé en la cara durante el viaje.

Lo primero que hay que saber es que el viaje puede resultar muy placentero como también puede ser todo lo contrario. No desesperarse, no estresarse, y no angustiarse si el viaje no sale como uno lo tenía en mente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *