Destinos para ir con niños

Destinos con niños

Adónde vamos de vacaciones con nuestro bebé?

La primera pregunta que nos surge como padres a la hora de planificar la primera vacación con nuestro bebé, es dónde ir. La amplia oferta turística parece reducirse e ir decantando rápidamente en pocas opciones. Todo suena aterrador.

Pensamos que todo es complicado y que nada es apropiado para ir con un bebé. Quizás probablemente prefiramos quedarnos en casa, o visitar piscinas de familias amigas. Algunos padres nos cuentan que alquilan quintas para solucionar el conflicto de tener que tomar tamaña decisión.

Cuando empezamos a planificar nuestras primeras vacaciones largas, (aclaró largas porque ya nos habíamos ido una escapada con Joaco de cinco meses a Cariló, en la costa argentina) fuimos barajando las diferentes posibilidades y  enseguida nos dimos cuenta que iba a ser una decisión difícil de tomar.

Empezamos a creer que la mejor opción era la costa argentina, por estar cerca, casi que ya teníamos alquilado un departamento en Pinamar. Pero hubo un cambio de opinión repentino y  Berchy sacó, sin muchas vueltas ni pensarlo demasiado, los boletos de avión para irnos a España a visitar a su familia.

Cómo llegamos a esa decisión? Aún no lo sabemos bien, pero fue así como comenzamos a transformarnos en una familia viajera. A continuación les presentamos los grandes interrogantes existenciales que le surgen a los padres a la hora de planificar un viaje.

Auto o avión?
Viajando
Viajando

El primer gran dilema que nos surgió antes de definir nuestra vacación, fue en relación al medio de transporte.  Ambos tienen probablemente sus pro y sus contras.

La primera alternativa que uno siempre supone que es más fácil, es la de viajar en auto. Y quizás sea un poco así. Por supuesto debemos tener en cuenta las horas de viaje. Si es un viaje corto y coincide con un horario adecuado para el descanso del bebé, probablemente el pequeño duerma la mayor parte del tiempo en ruta, salvo que sufra mareos. En un auto propio se carga todo lo que creemos necesario en el baúl y ante cualquier eventualidad sabemos que podemos parar dónde y cuándo querramos.

Pero en países como Argentina, las distancias son muy grandes para llegar a determinados destinos turísticos. Eso implica que estemos entre 4 a 9 horas dentro del auto. Y esa cantidad de tiempo es difícil de manejar. Ni hablar si manejamos en fechas de temporada alta con bastante tránsito. O sea que no siempre es una buena opción. Si quieren más información sobre cómo viajar en autos con niños, pueden encontrar el post en la categoría tips de viaje.

En cuanto al viaje en avión, probablemente sea el más temido por los padres. Que el pequeño llore mucho es el gran pavor. Probablemente sea la mirada ajena la que más nos pesa en ese hipotético momento, pero es muy probable que el vuelo sea mucho mejor de lo que uno puede imaginarse. No obstante, hay que tener en cuenta que además de las horas de viaje, debemos calcular el tiempo de espera en el aeropuerto. Si quieren ampliar la información, también pueden encontrar el post sobre consejos para viajar en avión con niños, en la categoría Tips de Viaje.

Nuestro consejo es que no decidas según el medio de transporte, sino el lugar de destino. Luego evalúan cuál es el mejor transporte.

En el interior o en el exterior?
Destinos con niños
Destinos con niños

Pensamos opciones cerca de casa, para sentirnos lo más seguro posible? Seguramente sí, aunque en nuestro caso sea todo lo contrario. En Argentina hay mucha oferta turística así que siempre que decidamos un destino nacional, será una buena decisión.

A muchos padres los asusta salir del país, sobre todo por si el bebé se enferma. Cuando analizan esa situación, se les evapora las ganas de realizar un viaje al exterior. Para más información sobre este tema, pueden leer el post sobre Cómo armar un botiquín de viaje.

La realidad es que viajar al interior o al exterior, no varía demasiado. Sobre todo si son países vecinos. Estar lejos de casa cuando los pequeños se enferman, es súper angustiante tanto en el interior como en otro país.

Viajes cortos o viajes largos?

Lo primero que se viene a la cabeza es realizar un viaje corto, pero hay que saber que los bebés también pueden realizar un viaje largo, incluso es más fácil hacerlo con un bebé que con niños que ya son consientes que extrañan sus juguetes, su casa, sus abuelos, etc.

Los bebés cuando están con los papis, la pasan bien donde sea. Si sos cómodo, empieza con un viaje corto; si sos un aventurado, has todo lo contrario.

Calor o frío, qué elegimos?
Viajando con niños
Viajando

El calor es mucho más ameno para unas vacaciones. Pero hay que tener en cuenta que hay que tomar recaudo a la hora de protegerlos del sol y de los mosquitos y deben estar bien hidratados.

En cuanto al frío, parece no ser compatible con un viaje para un bebé. Sin embargo, si el pequeño no es propenso a enfermedades respiratorias, el clima no es un impedimento.

Nosotros nos fuimos con Joaco a España en pleno invierno, y estuvo todo bien.

De recorrida o de descanso?

Los viajes de recorrida son estresantes para los padres, aunque algunos blog dicen que los bebés también pueden estresarse. Si bien nunca nos dio esa sensación, este tipo de viajes requiere de una buena planificación. Si sos curioso, no dudes en recorrer el mundo con tu pequeño.

Cuando las vacaciones son sedentarias e implican estar solo en un lugar fijo, todo parece ser más simple, y así lo es. Si eres de los que quieren descansar, sin dudas el sistema all inclusive es lo mejor para vos.

Playa sí o playa no?

Por supuesto que sí, no obstante hay que saber que la arena, el calor y el agua de mar, no son compatibles con los pañales. Pero no te desanimes, tampoco es imposible de hacer.

A modo de conclusión

Cuando las dudas carcomen la cabeza, podemos empezar directamente por el final. Primero elijan el destino. Luego evalúen, según el clima y sus respectivos trabajos, en qué momento del año es mejor realizar el viaje. En tercer lugar, una vez definido lugar y fecha, piensen qué medio de transporte es el adecuado según el tiempo de viaje y el costo de los mismos.

Una vez decidido estos temas, deben pensar qué tipo de viaje hacer. Si harán excursiones o se quedarán en un lugar fijo, o estarán visitando diferentes ciudades. Luego elijan el hospedaje que crean conveniente (próximamente hablaremos sobre este tema es los siguientes post).

Armen un buen botiquín y preparen muy bien las maletas.

Todo lo que sigue, es poder y saber disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *