El Ensueño, Uruguay: un destino diferente

El Ensueño

El verano en el que Joaco tenía 1 año y 9 meses, nos fuimos una semana de vacaciones a Uruguay. Pero lejos de querer ir a los típicos lugares elegidos por los argentinos, preferimos optar por un rincón oriental que aún no está explotado turísticamente.

Santa Ana

Es una localidad balnearia muy cerca de Colonia, exactamente a 2 kilómetros de la misma. La distancia en relación a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es de 500 km por lo que lleva un viaje en auto de 6 horas. Y así fue como lo hicimos, parando un ratito a descansar en Gualeguaychú.

Santa Ana tiene playas de río que son espectaculares. Todos los balnearios miran al Río de La Plata, el agua dulce es súper calma e ideal para los niños porque se pueden meter metros y metros que el agua no es profunda en lo absoluto, así que ellos pueden bañarse sin problema. Además son playas de arena blanca y la temperatura del agua es cálida.

No hay grandes infraestructuras en las playas por lo que les recomendamos que lleven sombrillas, sillas, agua y comida, conservadora y todo lo que crean que puedan llegar a necesitar porque no hay donde abastecerse.

Lo mismo sucede en el resto de Santa Ana… no hay muchas ofertas gastronómicas. La verdad es que es un lugar que se caracteriza por la austeridad. Si buscan un plan de vacaciones gasolero, puede ser una muy buena alternativa que se combina con unas preciosas playas de río. Es una zona propicia para el descanso en familia. La tranquilidad y la naturaleza son dos premisas básicas de este lugar.

El Ensueño

Dentro de Santa Ana se encuentra la playa El Ensueño. Fue el punto donde decidimos alojarnos. La playa es muy linda, amplia y de arena blanca.

Reservamos en un complejo de cabañas llamadas El Ensueño que tuvo muchos puntos a favor y algunos en contra. La atención de la señora que estaba a cargo de las cabañas fue excepcional y el espacio en donde está emplazado el complejo es divino. En pleno bosque. Rodeado de árboles y mucha naturaleza. Así todo había cosas para mejorar como la limpieza, unas goteras del techo y los mosquiteros porque encontramos bastantes bichos dentro de la cabaña. De todas formas, supimos disfrutar un montón de la estadía y Joaco aprovechó para jugar en el jardín de la vivienda.

Cuando fuimos estaban armando nuevos complejos de cabañas que calculamos que hoy en día ya estarán listos. La oferta en alojamiento está creciendo día a día en este lugar. La otra alternativa son las inmobiliarias de la zona, que ofrecen casas de veraneo para alquiler de familias y a su vez, suelen resultar más económicas.

Todas las comidas las hicimos en el apart, salvo un mediodía que fuimos a almorzar a la ciudad de Colonia. Siempre comprábamos las provisiones en el mercadito.

El clima muy agradable. Fuimos para fines de Enero y nos tocó una semana genial.

Granja Arenas

Finalmente le recomendamos un paseo que hicimos mientras estuvimos alojados en El Ensueño. Granja Arenas es un museo que se encuentra camino a Colonia de Sacramento y que resulta atractivo para ir en familia. En principio se pueden comprar embutidos, quesos y mermeladas si están tentados en hacerlo. También venden alfajores y productos regionales a buen precio.

Por otra parte, ofrece la mayor colección de lápices del mundo entero. También hay muchas otras colecciones de objetos variados como por ejemplo frascos de perfumes. Uno puede ser partícipe de las muestras y llevar objetos para colaborar con dichas colecciones. Luego de este viaje guardamos muchos frascos de perfumes para llevar, pero no hemos vuelto aún.

En este campo se puede almorzar en su restaurante que ofrece comida casera y a buen precio.

————

Sin dudas si eligen Santa Ana como lugar de veraneo, pueden ir a pasear en varias oportunidades la ciudad de Colonia de Sacramento.

Si buscan más información tenemos un post dedicado a esta hermosa ciudad que tanto nos gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *