Granada: La Alhambra con niños

Dejando la hermosa Córdoba nos fuimos hacia la ciudad de Granada en donde estuvimos dos días alojados.

Realmente hizo mucho frío, tanto que hasta supo nevar por la noche. Hermoso verlo desde la ventana de la habitación, pero solo eso! Porque ni locos salimos con Joaco tan pequeño y con tanto frío. No nos cansamos de repetir que el clima juega un factor clave cuando viajamos con los niños.

Llegamos a Granada después de un viaje de dos horas y media en auto. La distancia entre una y otra ciudad es de 170 kilómetros.

Y nos alojamos en un hotel de la cadena Ibis que quedaba bastante lejos del centro y eso no nos convenció demasiado. Estar un tanto alejados y con nieve, no nos permitió conocer en detalle, tan preciosa ciudad.

La Alhambra con niños

Sin dudas, la principal atracción de Granada es la Alhambra. E, indudablemente, merece una mención aparte.

Se trata de una gran ciudadela palatina Andalusí que alberga en su interior, un conjunto de palacios y jardines que supieron ser residencia de los monarcas musulmanes.

Está ubicado sobre una colina, siendo uno de los puntos más elevados de la ciudad. Por eso, desde la Alhambra, se pueden apreciar excelentes vistas de Granada. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad y es el segundo monumento más visitado de España.

Sacamos la entrada por Internet y con bastante antelación. Así lo recomendaban en diferentes páginas que consultamos. La entrada a los Palacios Nazaríes, no sólo debe comprarse previamente, sino que debe tener una hora determinado. Si no se cumple con el horario, pierden la posibilidad de ingresar. Por eso es sumamente importante que planifiquen bien el itinerario, de acuerdo a este ingreso.

Tuvimos que dejar el carro de niños en la entrada y recorrimos todo el recinto con la mochila de porteo. Berchy llevaba a Joaco dentro de ella. Uno de los inconvenientes de visitar la Alhambra con niños es que realmente tiene grandes dimensiones. El recorrido lleva aproximadamente 3 horas ya que implica una caminata de unos 3,5 kilómetros. Por este motivo, aconsejamos descansar cada tanto.

Si van en verano lleven protectores y gorros para los niños, si van en invierno, pónganle mucho abrigo. Como dijimos no se puede ingresar con el carro de bebés, pero tampoco con mochilas ni bolsos grandes. Éstos, deben dejarse en las consignas.

Nuestro paseo fue con un bebé pero no podríamos imaginarnos cómo hacerlo con niños pequeños, ya que no suelen caminar tanto y ya no pueden ser cargados en brazos.

Los principales recintos de la Alhambra
La Alhambra
La Alhambra

A continuación les comentamos brevemente las condiciones y características de cada uno de los espacio.

Alcazaba: era el área militar del lugar ya que formaba parte del control y la seguridad de esta ciudad palatina. Se puede acceder a su Terraza De la Torre del Cubo, el Adarve de la Muralla Norte, la Torre de la Vela, el Jardín de los Adarves, la Terraza de la Puerta de las Armas y la Plaza de las Armas.

Palacios Nazaríes: está conformado por 3 grandes palacios y es la zona más visitada. En ella se puede ver también las Habitaciones del Emperador. Como les dijimos anteriormente, se permite el ingreso en un horario determinado ya que dejan entrar a un máximo de 300 personas cada media hora. Esto se debe a su alta concurrencia de visitantes. Por esto es importante respetar el horario del ticket. Caso contrario van a perder la posibilidad de conocer esta parte de la Alhambra.

Generalife: era el espacio destinado para la recreación y descanso de los reyes. Era una villa con grandes jardines y huertas que aún pueden apreciarse.

Hay otros monumentos y edificios que son también son dignos de conocer, cómo por ejemplo:

  • El Palacio de Carlos V: se trata de un hermoso palacio renacentista que se erige sobre la colina de la Alhambra.
  • La Puerta de la Justicia: una de las principales puertas de la ciudad palatina, construida en el Siglo XIV.
  • El Museo de Bellas Artes: es la principal pinacoteca de la ciudad.
  • El Museo de La Alhambra: se halla ubicado en el Palacio de Carlos V.
  • Calle Real: era la vía pública de esta ciudadela.

Para mayor información pueden ingresar a

http://www.alhambra-patronato.es/

Un dato interesante: hay un Parador que es un hotel ubicado dentro de la Alhambra. Nosotros nos sacamos las ganas y tomamos un café allí mientras nos resguardamos del frío. Pero imaginarnos estar alojados en ese encantador lugar, debe ser una experiencia inigualable.

Los Paradores son hoteles españoles, de capital nacional, montados sobre una construcción histórica o cultural. Más adelante hablamos de ellos (en el blog sobre la ciudad de Cáceres). En este caso, el hotel se creó sobre un Convento del Siglo XV, sobre los jardines de la Alhambra. Realmente nos pareció un lugar único.

Qué más se puede hacer en Granada?

Si bien la Alhambra es el símbolo de la ciudad, Granada es un lugar muy lindo en sí mismo.

Además tiene su Catedral, llamada Santa Iglesia Catedral Metropolitana de la Encarnación de Granada, cuya construcción finalizó en el Siglo XVI.

El barrio Albaicín, declarado Patrimonio de la Humanidad, muestra el pasado árabe y las diferentes transformaciones culturales que vivió a lo largo de la historia.

También pueden caminar sobre la calle la Carrera del Darro, que bordea el pequeño río urbano.

Si tienen planes de conocer museos y monumentos, les recomendamos investigar y elegir ya que hay un abanico de posibilidades culturales.

Ejemplo de ellos son:

  • Los Baños de árabes del Bañuelo.
  • El Convento de Santa Catalina de Zafra.
  • La iglesia De San Pedro y San Pablo.
  • El Monasterio de Nuestra Señora de la Asunción de Cartuja.
  • Real Monasterio de San Jerónimo.
  • Palacio de la madraza.

También hay miradores, barrios con flamenco, plazas y calles reconocidas.

Granada es una ciudad culturalmente rica, en la que coexisten distintos estilos y sellos culturales. Además es bonita. Con tanta oferta, se requiere de una previa planificación de esta urbe.

Terminado nuestro itinerario de dos días, dejamos este lindo pero frío lugar para dirigirnos a Málaga, que se encuentra a 126 kilómetros de Granada y en donde el clima, ya era otra cosa.