Estados Unidos

Estados Unidos es uno de los principales países que eligen los padres para viajar con sus hijos. Disney, Miami, Nueva York, parecen ser uno de los destinos más concurridos.
Nosotros viajamos por primera vez a Norteamérica con Joaco de 1 año y medio. Fuimos una semana a Nueva York y con mapas e itinerarios ideados e ideales, pudimos recorrer todo Manhattan.
Previamente tuvimos que hacer el trámite de la visa, es un requisito que los argentinos necesitamos para poder pisar suelo norteamericano.
Volamos por American Airlines y sinceramente tenía más expectativas. Recuerdo que los asientos eran demasiado pequeños como para viajar con un bebé en brazos.
La segunda vez que elegimos Estados Unidos ya fue con la familia completa. Hicimos pasaporte y Visa de Luis apenas nacido y a sus tres meses volamos a La Florida. Fuimos acompañados de familiares que también tenían dos pequeños de casi la misma edad que los nuestros. Alquilamos una Van (lo que para mí fue un claro error ya que nos quitaba independencia como familias y a veces con los niños esa independencia era necesaria en imprescindible) y visitamos los primeros 5 días Sarasota, luego 5 días Naples y finalmente, los últimos 5 días en Miami.
Este último viaje lo hicimos para fines de Junio y principios de Julio, en pleno verano, pero las temperaturas no eran sofocantes y el clima ha sido muy amable.
Muchos nos preguntan por qué aún no hemos hecho Disney, a lo cual respondemos que estamos esperando que ambos niños sean más grandes. Mientras tanto preferimos otros destinos.
En esta sección podrán leer la odisea de ambos viajes junto a tips y consejos para viajar con pequeños. Cabe destacar que en Estados Unidos hay una particularidad que aún no la he visto en ningún otro aeropuerto del mundo, si viajas con niños no tienes prioridad en ninguna fila (ni check in, ni inmigración, etc), aún teniendo un bebé en brazos.

Top del Observatorio - Rockefeller Center

New York parte 1

Nueva York fue el segundo viaje que nos animamos a hacer con hijos. En este caso lo hicimos con Joaco de apenas 17 meses. El vuelo desde Buenos Aires fue de 11 horas y lo hicimos con la aerolínea American Airlines. Nuestras vacaciones duraron exactamente una semana. Algunos nos dicen que es poco tiempo, pero para nosotros estuvo muy bien

Estatua de la Libertad - New York

New York parte 2

Nosotros estuvimos una semana completa en Manhattan y nos pareció que estuvo muy bien. Dentro de todo, pudimos llegar a recorrer todo lo que habíamos planificado, sobre todo teniendo en cuenta que al viajar con bebés o niños, el tiempo realmente es distinto. Así y todo conocimos distintos lugares y barrios típicos de esta ciudad cosmopolita.

Sarasota

Sarasota y Siesta key

Ni bien aterrizamos en Miami, luego de un vuelo de 8 horas, nos subimos todos a la van y nos fuimos para Sarasota. Recordemos que viajamos con una familia amiga e íbamos todos juntos en el mismo vehículo (en el post “Odisea en Miami” nos encargamos de convencerlos a ustedes que no hagan lo mismo). Llegamos a Sarasota luego de un viaje de casi tres horas y media por carretera. Hay una distancia de 373 kilómetros entre una y otra ciudad. Las rutas están impecables y el tránsito es muy prolijo. No hay ningún inconveniente a la hora de manejar en Estados Unidos. Lo único distinto es que todos los autos son automáticos pero eso no es impedimento, todo lo contrario, es una gran comodidad.

Atardecer en la playa

Naples

Luego de 5 días de estar alojados en Sarasota emprendimos camino hacia Naples que se encuentra a una distancia de 187 kilómetros. Tardamos poco menos de dos horas en llegar, los caminos están muy bien y el viaje ha sido muy ameno. Si el ocaso de Sarasota nos había encantado, el de Naples nos dejó con la boca abierta. Vale la pena ir todas las tardes a la playa a ver posar el sol sobre el mar. Por una recomendación que nos habían hecho, nos alojamos en el hotel Pelícano Inn, muy bonito pero demasiado alejado de la playa para nuestro gusto y nuestra comodidad. Siempre tuvimos que subirnos a la camioneta para poder ir al mar. Eso implicaba que nos tuviéramos que poner permanentemente de acuerdo con el horario de salida y la hora de regreso (recordemos que habíamos alquilado un vehículo para todos juntos)

Miami

Una Odisea por Miami

Después de tanto buscar nuestro segundo hijo, logramos quedar embarazados de Luigi completando así nuestra familia. Éste fue un momento especial, el cual ya conté en algún momento. Me habían detectado trombofilia y tuve que darme todos los días una inyección de heparina para que la gestación marche bien. Cómo todo iba muy bien en el embarazo, a los cincos meses decidimos sacar pasaje para irnos una vez nacido Luigi que ni siquiera habíamos elegido su nombre para ese entonces. Qué tuvimos en cuenta para hacerlo?