Italia

Italia ha sido un viaje mágico

De los más lindos hasta ahora, no sabemos si son nuestras raíces italianas pero nos hemos sentido tan cómodos en ese hermoso país.
Aprovechando un viaje de trabajo, elegimos algunas ciudades para conocer en nuestro viaje de apenas 15 días, entre ellas Pisa, Bolonia, Venecia y la infaltable Roma. Optamos por subir hacia el Norte y dejamos el sur para otra ocasión.
Los primeros y últimos días nos alojamos en Roma y desde allí recorrimos todo a pie, siguiendo un itinerario previamente realizado y estudiado. Sinceramente evitamos el transporte público porque habíamos llevado un carro de paseo de hermanos que, si bien es muy cómodo para transportar a los niños mientras mamá y papá caminan, la verdad es que guardarlo o subirlo a un bus o subte, es bastante incómodo.
Luego de nuestra estadía en Roma, rentamos un auto (las rutas han sido todas buenas) y comenzamos nuestro viaje por el centro-norte de Italia.
Estás vacaciones las hicimos con Joaco de 4 años y Luis de 6 meses, volamos por Alitalia unas 13 horas aproximadamente. Una gran cantidad de personas nos dijeron que era una locura lo que estábamos haciendo, nos paraban en la calle para decírnoslo y en todos los idiomas. Pero realmente fue un viaje que disfrutamos desde el primer hasta el último día, aparentemente la experiencia de los viajes anteriores nos jugaba a favor sin dudas, sobre todo cuando descubrimos que las leches maternizadas se conseguían en las farmacias y pudimos relajarnos absolutamente con todo (al principio nos costó encontrarlas pero mientras Luis se alimentaba con las leches que traíamos de Buenos Aires).
Elegimos el mes de Septiembre y tuvimos un clima ideal, nos han tocado días calurosos de remera, pero también viajamos con camperas que hemos utilizado en más de una oportunidad.
Aquí encontrarán todos los detalles de nuestra estancia en Italia. País hermoso de ciudades mágicas.

Relais N*9-Coliseo

Roma

El viaje de Pisa hacia Roma fue el más largo de todos. Duró aproximadamente 4 horas ya que entre ambas ciudades hay una distancia de 348 kilómetros. Llegamos a la capital italiana cerca del mediodía y fuimos directamente a entregar el auto alquilado en la oficina de rentas. Desde allí nos tomamos un taxi y nos dirigimos hacia el hotel que teníamos reservado.

Duomo de Siena

Siena

Abandonamos por la mañana el Relais N*9 Colosseo de Roma y nos fuimos en taxi a la oficina de alquiler de autos. Habíamos reservado un vehículo grande (con amplio baúl para que entre cómodamente el carro de hermanos). Lo hicimos a través de la página eDreams, con sus correspondientes sillas reglamentarias para los niños.

Río Arno-Florencia

Florencia

Dejamos finalmente Siena para dirigirnos a la famosa ciudad de Florencia, capital la región de La Toscana. La distancia entre una y otra es de unos 80 kilómetros, lo que se tradujo en un viaje corto, de poco más de hora

Bolonia, Italia

Bolonia la Docta

Luego del check-out en el Relais Hotel Centrale de Florencia, iniciamos el viaje hacia la ciudad de Bologna, capital de la región de Emilia-Romana, que se ubica a una distancia de 106 kilómetros, lo que implicó una hora y media de ruta.

Canales de Venecia

Venecia con lluvia

Tanto nos habían dicho sobre Venecia… Que no llevemos el carro de paseo; que con un solo día basta conocerla; que es una de las ciudades más hermosas del mundo; entre otros tantos comentarios que para lo único que sirvieron fue, para confundirnos. Dejamos Bolonia y con casi dos horas de viaje (155 kilómetros) llegamos al aparcamiento para dejar nuestro vehículo. Recordemos que no hay forma de llegar a Venecia en automóvil, en ella sólo hay canales que unen esta ciudad

Verona

Verona

Salimos de Venecia en el Vaporetto y fuimos hasta el Parking Tronchetto para subirnos al auto y emprender viaje hasta Verona. La distancia es de 120 kilómetros por lo que en una hora y media llegamos al nuevo destino. Fuimos directo al alojamiento Relais Arena, ubicado en el centro de Verona. Se trata de un edificio precioso, con cochera cubierta (aunque un poco incómoda) y con una excelente localización. El departamento era amplio y con cocina equipada, todo en una planta, fue muy confortable alojarnos allí. Llegamos con todo nuestro equipaje para reorganizarnos ya que habíamos decidido dormir dos noches en ese lugar.

Aquario di Génova

Genova

Dejando la elegancia y sofisticación de Verona emprendimos un viaje de 290 kilómetros para dirigirnos a Génova. Después de mucho pensarlo, decidimos no ir a visitar Milán y posponerlo para otro próximo viaje ya que no nos alcanzaba la cantidad de días que disponíamos para viajar. Obviamente fue una ardua tarea elegir qué ciudades conocer y cuáles no. Ese es un trabajo que hacemos con antelación. A veces podemos dejar algún detalle librado al azar, o desviarnos en algún momento del camino. Pero en líneas generales, al viajar con los pequeños, preferimos organizarnos y reservar todo desde Buenos Aires. El temor a no encontrar alojamiento nos lleva a planificar el itinerario de esta forma. Además luego de la experiencia en Cádiz (post en la categoría de España) aprendimos que siempre es mejor tener todo proyectado

Piazza dei Miracoli

Hermosa Pisa

Lo primero que me dijeron mis amados padres (quienes habían tenido la oportunidad de ir a Europa una vez en su vida) fue que, para conocer Pisa sólo se precisa un par de horas y que con una tarde sola, alcanza. Pero como buena hija que soy, no les hice caso y planifiqué estar dos días completos en esta agradable ciudad. Por lo general los padres siempre tienen razón, pero en este caso se equivocaron rotundamente. Nos encantó estar ambas noches en este hermoso lugar. Tuvimos casi dos horas de viaje en auto para llegar ya que veníamos desde Génova, lugar que se encuentra a 163 kilómetros de distancia de Pisa