Málaga

Málaga

Con apenas una hora y media de viaje en auto llegamos a la Ciudad Málaga desde Granada. Todas las rutas estuvieron impecables. La distancia que las separa a ambas ciudades es de 127 kilómetros.

Málaga se encuentra al sur de España y sus costas están rodeadas por la famosa Costa del Sol. Es una gran metrópoli portuaria de la Península Ibérica. Aunque en ella hay vestigios del pasado, es una urbe con una importante estructura moderna.

Málaga con niños
Málaga con niños

Si bien llegamos en Invierno, la temperatura fue muy agradable y nos tocó una jornada con puro sol radiante. Sus inviernos son cortos, suaves y pocos lluviosos. Málaga tiene colinas y nuestro hotel quedaba en sobre una de ellas. Hay que tener en cuenta este dato, sobre todo si no andan en auto. Tanta cuesta con los niños, pone a cualquier persona de muy mal humor. Por otra parte, la gastronomía es variada y exquisita. En ningún momento el tema de la alimentación del bebé ha sido una preocupación.

Fuimos a asesorarnos a la casa de turismo. Hay muchas oficinas allí; sin embargo, la que casualmente elegimos, no nos aportaron ningún dato novedoso en relación a lo que ya teníamos. No creo que siga igual porque pasaron años. Pero mejor, ante la duda, no se fíen de ella.

Málaga tiene todo, es cuna del célebre Pablo Picasso, tiene hermosas playas, un gran puerto, modernidad e historia. Todos estos elementos conviven en esta gran urbe. No hace falta ingresar a todos los recintos históricos, con tan sólo recorrerla uno va conociendo esta hermosa ciudad.

Qué hacer en Málaga con niños

-Museo Picasso Málaga: este museo es un clásico de la ciudad. Nosotros fuimos en Enero por lo que el horario de invierno es un poco más corto. Tengan en cuenta que está abierto de 10:00 a 18:00 horas. Por lo tanto, como habíamos llegado tarde, lamentablemente no pudimos ingresar. De todas formas no nos arrepentimos, porque luego leímos que no es un lugar demasiado significativo en cuanto a las obras del artista.

-Plaza del Obispo: es una de las principales plazas de la ciudad. No pueden dudar en ir a pasear allí. Tiene un encanto particular como la mayoría de las plazas españolas. En ella se encuentran la Santa Iglesia Catedral Basílica de la Encarnación (es una hermosa obra renacentista, construidas en el Siglo XVI). También está el Palacio episcopal y muchos bares y restaurantes que le dan un marcado  color a la zona. Es ideal para pasear con el carro de niños

-Plaza de la Constitución: es una plaza céntrica llena de bonitos locales gastronómicos y comerciales. Tengan en cuenta que es una zona bastante concurrida. Ubicada a tan solo 250 metros de la Plaza del Obispo.

Castillo de Gibralfaro
Castillo de Gibralfaro

-Castillo de Gibralfaro o alcázar: es una antigua fortaleza. También su horario de invierno es hasta las 18:00 horas, pero esta vez pudimos ingresar. Es un hermoso monumento. Recomendamos hacerlo con mochila de porteo. O hacer como hicimos nosotros, que fuimos con el cochecito pero que cuando la caminata resultaba complicada para el carro, ya sea por el tipo de suelo o las escaleras, lo dejábamos a algún lugar y recorríamos con Joaco en brazos. Vale la pena el esfuerzo porque, además del aspecto histórico del lugar, funciona como un gran mirador ya que tiene hermosas vistas de Málaga.

-Teatro Romano: está ubicado en la ladera del Alcazaba. Su ingreso es gratuito. Hay que tener en cuenta que los Lunes está cerrado y los Domingos cierra a las 16:00 horas. Los demás días está abierto hasta la 18:00 horas. Es fácil de recorrerla con coche de bebé porque tiene rampas que permiten un cómodo acceso. Es un paseo corto, así que pueden aprovechar para visitar el Alcazaba que está cerquita de ahí.

-Zona del puerto: el puerto marítimo está emplazado en la bahía de Málaga, es hermoso caminar por ahí. Tiene muelles que, junto a los lujosos yates y cruceros, se va configurando un paisaje moderno. Hay muchos restaurantes esa zona. Nosotros nos dimos el gusto de almorzar por allí, casi recién llegados a la ciudad.

-Plaza de la Merced: es otra de las famosas plazas de la ciudad, llena de bares y restaurantes. Ubicado a 500 metros de la Plaza del Obispo.

-Costa del Sol: sus lindas playas que bordean el Mar Mediterráneo la hacen especial. Por supuesto que depende del clima, pero si hace calor pueden aprovechar para hacer un rato de playa. Nosotros solo fuimos a conocerla y estar un ratito nada más.

Estuvimos un solo día completo en Málaga y la verdad es que nos gustó bastante. Nos encontramos con un paisaje muy distinto al que veníamos viendo.

Al otro día nos fuimos a Marbella, era la primera vez en el viaje que no teníamos ningún alojamiento reservado. Así que nos fuimos a dormir aunque ya se sentía un poco el estrés de no saber adonde íbamos a dormir al día siguiente…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *