Marbella: Banderas Azules

Marbella

Abandonamos la hermosa ciudad de Málaga y emprendimos camino hacia Marbella. Por suerte fue un viaje corto, ya que la distancia que separa a ambas ciudades es de tan sólo 60 kilómetros. Por lo tanto, tardamos apenas una hora en llegar con nuestro auto alquilado.

Playas de Marbella
Playas de Marbella

Era la primera vez que no teníamos alojamiento reservado. Por eso mismo, había un gran estrés al respecto. De Málaga en adelante habíamos dejado el itinerario librado al azar, creíamos que era necesario “dejar fluir” parte del viaje. Sin dudas que no recomendamos esta opción. Al menos no para hacerlo en familia ya que siempre es mejor tener todo planificado. Nos da tranquilidad para los niños y evitamos muchos momentos que pueden ser angustiantes, la tensión de no conseguir hospedaje es frustrante. Sobre todo cuando vamos con los pequeños.

Lo primero que hicimos al llegar fue ir a la oficina de turismo para buscar albergue. Por suerte conseguimos un bonito departamento, bien ubicado y equipado. No tardamos mucho, pero en Cádiz no nos iba a suceder lo mismo (si quieren saber que sucedió pueden encontrarlo en el artículo sobre Cádiz que se publicará pronto).

Cómo estábamos cómodos decidimos quedarnos dos noches en Marbella y aprovechamos para mandar la ropa a lavar. Eso es otra cosa que no volvería a hacer en un viaje. No vale la pena. No fue porque llevamos poco equipaje, sino porque no queríamos ponerle ropa que no estuviera limpia a Joaco. Eso fue una maña de mamá primeriza que logré cambiar para el segundo viaje. No hay nada más cómodo que andar con equipaje liviano. Es una comodidad insuperable. Si el bebé come papilla, lo más óptimo es llevar un par de baberos de plástico que pueden limpiarse fácilmente con un trapo.

Todo lo que sea más práctico, sirve para un viaje con bebés.

Playas De Marbella

Esta ciudad atrae a miles de turistas por sus hermosas playas. Tiene casi 30 kilómetros de Costa del Sol y un conjunto de Sierras Blancas que le da un marco distinto.

Sus playas son famosas mundialmente y en ella se observa el buen estilo de vida de los habitantes. Las más destacadas son:

  • Bounty Beach: está ubicada cerca del centro. Es destacado por su ambiente relajado y jovial.
  • Nikki Beach: es una de las playas más famosas y concurridas.
  • Fontanilla: está ubicada muy cerca del centro urbano.
Marbella
Marbella

Hay muchas otras playas que también son recomendables. De hecho, Marbella tiene una gran cantidad de banderas azules.

La Bandera azul es un galardón por el cual se premia a la playas y puertos que cumplen con determinados requisitos ambientales y de instalaciones, tales como la calidad del agua, la seguridad y la calidad de los servicios.

España es el país que más banderas azules ha conseguido y Marbella es la ciudad española a la que más se le ha otorgado este galardón.

Así que, si como padres pensaban en un lugar con seguridad y salubridad para sus hijos, Marbella tiene todo para que puedan estar relajados.

Otras cosas para hacer

Si no quieren estar tanto tiempo con los niños en la playa, o el clima no los acompaña, hay otros paseos que pueden hacer en esta ciudad. Entre ellos están:

  • Casco histórico: un laberinto de calles peatonales van dando forma al casco antiguo. En él se halla la Plaza de los Naranjos que está ubicada en el pleno casco. Es un lugar muy bonito para recorrer y tomar un café o un aperitivo en uno de sus bares. En ella se encuentran la Casa del Corregidor, la Ermita de Santiago y la Casa Consistorial, además de casas blancas que configuran una pintoresca arquitectura urbana.
  • Parque de La Alameda: es un pequeño pero bonito parque urbano y muy bien iluminado por la noche.
  • Iglesia Mayor de la Encarnación: merece la pena visitar. Ubicada en el casco histórico.
  • Avenida del Mar: típico paseo que se encuentra entre el casco antiguo y el Paseo Marítimo.
  • Paseo Marítimo: hermosa caminata bordeando las playas de un lado y muchos restaurantes de calidad, del otro. Nos dimos el gusto de comer algunas tapas en uno de ellos.

Alejándonos un poco más hay enclaves urbanos que son dignos de ir a visitarlos. Entre ellos están:

  • Puerto Banús: estando tan cerca no es una opción no conocerlo. Es destacable por su lujo y prestigio internacional. En sus calles sobresalen las marcas de ropa más renombradas a nivel mundial.
  • Estepona: ubicada también en la Costa del Sol, está llena de palmeras y restaurantes. Se llega a media hora en auto. Es un lugar con playas hermosas.
  • Gibraltar: un poco más lejos, a una hora de viaje en auto, se puede ir a visitar el Peñón de Gibraltar. Recordemos que, al pertenecer a territorio británico, tienen que hacer migraciones. Es importante llevar los pasaportes para ello. Aclaro esto porque nosotros nos los habíamos dejado en el alojamiento y no pudimos ingresar.

Finalizamos nuestra visita por Marbella. El azar estuvo a nuestro favor y el hospedaje nos había resultado muy cómodo. Inclusive hasta tenían servicio de cuna.

Nos alistamos para continuar el viaje. La próxima parada sería Cádiz y tampoco teníamos alojamiento reservado. Pero esa vez, como les adelantamos, no íbamos a tener la misma suerte…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *