Museos en Buenos Aires – Parte 2

MAMBA

Siguiendo con las lista de museos que hemos visitado con los niños, a continuación les contamos la experiencia en los siguientes lugares:

MACBA
MACBA

– Macba: es el museo de arte contemporáneo de Buenos Aires y hemos ido varias veces antes que naciera Joaco y volvimos a ir con él. Siempre exponen obras de artistas contemporáneos que valen la pena disfrutar. Allí conocimos la exposición de los chilenos Cociña y León que nos encantó. Siempre hay obras de vanguardia y el recinto se recorre fácilmente con el carro de niños. Está abierto de 11:00 a 19:00 horas y el valor actual de la entrada es de $140 salvo los miércoles que se reduce a la mitad.

– Mamba: al lado del Macba se encuentra el museo de arte moderno de Buenos Aires en donde se exhiben obras de artistas modernos a nivel nacional e internacional. Su horario es de 11:00 a 19:00 horas con excepción de sábados y domingos que cierra una hora más tarde. Suelen brindar programas educativos y culturales destinadas a los más pequeños. Recomendamos por este motivo, mirar previamente la agenda cultural del museo.

– Ara presidente Sarmiento: esta fragata es un museo súper atractivo para los niños porque se pueden recorrer diferentes salas como así también conocer la cocina, la cubierta, la sala de máquinas y los camarotes de la embarcación. También se muestran armas y mapas que han sido utilizados en los viajes del Ara Sarmiento, el cual tiene ya más de 100 años y casi 40 viajes realizados. No vayan con lluvia porque es probable que esté cerrado al público. Su horario es de 10:00 a 19:00 horas y los menores de 5 años no abonan. Está ubicado en el barrio de Puerto Madero, por lo que pueden aprovechar para pasear por allí luego de visitar el museo. A los chicos les gusta mucho la idea de conocer el interior del barco.

– Museo Bernardino Rivadavia: conocido también como el museo de ciencias naturales, es ideal para los niños. Les encanta!!!! Fuimos un montón de veces. Hay algunas escaleras que complican el paseo con carro de bebés pero nada para preocuparse demasiado. Está abierto de 14:00 a 19:00 horas y la entrada es gratis para menores de 6 años. Tiene un pequeño acuario muy lindo que está en la primera parte del museo. Luego tienen el gran salón con los restos fósiles de dinosaurios, es hermoso, nada que envidiar al museo americano de historia natural de Nueva York, quizás no haga falta esta comparación pero realmente hay que destacar la conservación de las piezas y del museo en general. Además hay un pequeño arenero en donde pueden jugar a encontrar huesos de dinosaurios. También hay maquetas de animales, un sector que permite jugar a los niños con distintos sonidos de aves, entre otros. Es un museo muy lindo para visitar y está perfectamente adecuado para los pequeños. Además está en el Parque Centenario por lo que la visita se puede complementar con un paseo en los juegos del parque.

– Museo histórico Cornelio Saavedra: los fines de semana está abierto de 10:00 a 20:00 horas. Se recorre rápidamente. En el interior de las salas se exhiben objetos cotidianos del Siglo XIX y en el jardín exterior se exponen cañones. El lugar cuenta con un teatro en donde se suelen presentar obras del “museo viajero”, que tienen obras muy buenas tanto para el público infantil como para adultos, ellas siempre suelen tener un contenido histórico. Son muy entretenidas y educativas. Muy recordable! Luego del paseo pueden ir al parque Saavedra que está ahí mismo y aprovechan un paseo de todo un día.

– Usina del Arte: es un hermoso edificio que se convirtió en un espacio cultural en donde hay espectáculos musicales, talleres y exposiciones de arte. Nosotros fuimos una noche que estaba particularmente dedicada al tango. La verdad es que recorrer el recinto ya es todo un paseo en sí mismo. Cuenta con un auditorio para 1.200 personas, una sala de Cámara destinada a conciertos, una sala mayor, foyer, un microcine y el patio central que está perfectamente iluminado durante la noche. Es un buen lugar para conocer en familia.

CCK
CCK

– MALBA: el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires es un lugar, abierto desde el año 2001, que exhiben exposiciones de arte moderno de Latinoamérica. Tiene colecciones permanentes y obras temporarias que se adecuan al calendario del museo. Además tiene el restaurante Ninina que está buen catalogado, nosotros fuimos a merendar luego de recorrer el recinto y nos pareció bastante mugriento el piso y algo desordenado.

– CCK: en el Centro Cultural Néstor Kirchner hay diferentes espacios para la infancia, sobre todo en vacaciones, talleres y obras de teatro están destinados al público infantil. Este centro cultural se erigió sobre la construcción del antiguo Correo Central, de ahí su imponente fachada. Su horario es de 13:00 a 20:00 horas. A pocos metros del museo, se emplaza el monumento a Juana Arzuduy.

– Manzana de las luces: cuyo nombre completo es Complejo Histórico Cultural Manzana de las Luces, está comprendido entre las calles Moreno, Alsina, Bolívar y Perú, en donde los jesuitas construyeron, en el siglo XVII, su residencia, la iglesia y el colegio. Más tarde fue escenario de otras instituciones intelectuales importantes. En el lugar pueden conocer la procedería de las Misiones, los túneles coloniales y la sala de representantes. Está abierto hasta las 20:00 horas y el paseo lo pueden complementar con el Cabildo, la catedral, la Plaza de Mayo y la Casa Rosada, debido a su cercanía.

Colegio Nacional de Buenos Aires
Colegio Nac. de Buenos Aires

– Colegio nacional Buenos Aires: tuvimos la suerte de tener que votar allí una vez, así que aprovechamos para llevar a Joaco y recorrer su interior. Imponente edificio.

– Museo Mitre: este museo tiene la particularidad de estar cerrado los fines de semana. Esta casona perteneció a Bartolomé Mitre y está amoblada con elementos de la época. Se puede visitar lugares tales como el comedor y la habitación. También hay una biblioteca y un archivo histórico. La entrada es gratuita. Está muy cerca del CCK así que es oportuno aprovechar la salida.

 

Como siempre decimos hay que romper con el mito que dice que los museos son aburridos. A nosotros nos gustan y a nuestros hijos parece que también. Cuando están acostumbrados desde pequeños ya saben cómo entretenerse durante una visita cultural. No somos una familia culta ni snob, simplemente somos inquietos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *