Paseando por Quebec: ciudad con aire europeo

Paseo Vieux Quebec

Decidimos emprender el viaje aún más lejos y nos fuimos dos días a Quebec y nos alojamos en el Viejo Quebec. Sin dudas fue una decisión estupenda!  Mezcla de estilos; aire europeo, pintoresca por donde se la mire, con calles angostas, edificios de piedra, murales gigantes, fue una parada de la cual no nos arrepentimos para nada.

Nos alojamos un hermoso hotel llamado Auberge St-Pierre, de categoría, con excelente atención, desayuno completo, habitaciones enormes, baño con diseño, y con restaurante propio aunque al ir con niños, nos dieron una mesa medio escondida en donde no llegaba el aire acondicionado, por lo que tuvimos bastante calor. Si bien ese fue un punto para abajo, todo lo demás ha sido positivamente destacable. los días fueron estupendos.

Un poco sobre el Centro histórico de Québec

Québec es la capital de la Provincia de Quebec. Su centro histórico es una ciudad peatonal en donde se abandona el auto durante toda la estadía. Fue declarado patrimonio mundial por la UNESCO. Sus fortificaciones datan del siglo XVII y sus edificios suelen ser del siglo XIX generalmente de estilo francés.

De dominio francés, es uno de los asentamientos más antiguos de Canadá y ha sido capital del país entre los años 1859 a 1865.

Qué hacer en Quebec con niños

✅ En primer lugar recomendamos fehacientemente dejarse llevar por las calles, caminar sin rumbo ni dirección exacta. Vale la pena hacerlo.

✅ Barrio Petit Champlain al cual se accede por funicular o escaleras. Sin dudas elegimos la primera opción ya estábamos con el carro de los niños.

✅ Plaza Real: hermosa plaza. Allí se encuentra Notre Dame, la iglesia más antigua de Canadá y a pocos metros se erige el mural Fresque des Quebécois, imposible que no llame la atención de cualquier visitante.

✅ Château Frontenac es un majestuoso hotel emplazado en la parte alta de la ciudadela, al que se llega mediante el funicular o por escaleras. Se puede visitar el alojamiento sin necesidad de ser huésped. Lujo y sofisticación se ven desde el piso hasta los techos.

✅ Ciudadela: recorrerla por sus calles, llegar a su puerta y volver caminando fue lo que decidimos hacer.  Por otra parte, mientras estén transitando las calles de Quebec, pueden visitar la calle de los paraguas, en la calle pequeña, donde además pueden tomar algo en los bares de la zona.

✅ Un imperdible para ir con los peques son las aguas luminosas que se encuentran frente al río San Lorenzo. Las aguas bajan y suben, iluminadas, los niños y grandes corren entre medio de las fuentes. Es un momento mágico, sobre todo si se hace de noche. Lleven una muda de ropa, o quizás otro calzado por si temen que los niños estén mojados, pero de ninguna , de ninguna manera, no los dejen vivencias esa experiencia.

✅ Zona del puerto: Es un lindo paseo, con cañones que siempre llaman la atención de Joaco.

Que comer?

Los horarios de los argentinos suelen ser bastante tarde. Nuestras cenas son a partir de las 20:30 generalmente. Eso implica tener que adaptarnos muchas veces al horario del país que vistamos.

En Quebec los restaurantes cerraban muy tempranos, así que aconsejamos sentarse a cenar a partir de las 19/19:40hs.

A nosotros particularmente no nos cuesta adelantar el horario, de hecho somos muy tempraneros.

Québec es un hermosa ciudad, sobre todo su centro histórico que por algo ha sido declarado patrimonio de la Humanidad. Si andan con planes de pasar cerca de allí, no duden en ir a conocerla, al menos a pasar el día. Pero si tienen tiempo, alojarse y vivir una noche allí, es genial!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *