Sarasota y Siesta Key

Atardecer en Siesta Key

Ni bien aterrizamos en Miami, luego de un vuelo de 8 horas, nos subimos todos a la van y nos fuimos para Sarasota. Recordemos que viajamos con una familia amiga e íbamos todos juntos en el mismo vehículo (en el post “Odisea en Miami” nos encargamos de convencerlos a ustedes que no hagan lo mismo).

Llegamos a Sarasota luego de un viaje de casi tres horas y media por carretera. Hay una distancia de 373 kilómetros entre una y otra ciudad. Las rutas están impecables y el tránsito es muy prolijo. No hay ningún inconveniente a la hora de manejar en Estados Unidos. Lo único distinto es que todos los autos son automáticos pero eso no es impedimento, todo lo contrario, es una gran comodidad.

Penthouse en Sarasota
Penthouse en Sarasota

Nos alojamos en un apartamento en el que nos hicieron un upgrade porque se habían quedado sin lugar y nos dieron, por el mismo precio, un hermoso penthouse con vistas al mar.

Era increíble. Cada familia tenía su cuarto, muy amplio, con vista al mar y con baño completo. Compartimos la cocina y el living, que eran de típica película de Hollywood. Lo único incómodo es que debíamos subir dos pisos por escalera y eso significaba alzar a los bebés a upa y llevar los cochecitos en mano, pero dicen que a caballo regalado no se le miran los dientes y así fue.

En cuanto a la convivencia, fue genial. Íbamos y veníamos a la playa cuándo y cuánto queríamos. La pasamos muy bien.

Sobre Sarasota

Sarasota
Sarasota

Es una hermosa ciudad del sur de Tampa, ideal para los amantes de las playas. Sus principales playas se destacan por su arena blanca y fina y sus aguas bastantes profundas que atraen a los surfistas. Su clima es suave y con precipitaciones durante todo el año. El mes más caluroso es Junio (justo cuando fuimos nosotros, aunque no sentimos agobio en ningún momento) y el mes más frío es Enero, con máximas de 21 grados aproximados.

En Sarasota hay centros comerciales y outlet para realizar todo tipo de compras, además de muchos restaurantes y bares de calidad gastronómica. También existen museos, galerías de artes y espectáculos artísticos si desean hacer otro tipo de paseo. Es una linda ciudad, con hermosas playas y variedad de paseos para hacer.

Siesta Key

Es la playa más famosa de Sarasota y es considerada la mejor playa de todo Estados Unidos. Su arena es blanca y fina, a tal punto que parece harina realmente. El agua es cálida y limpia, con un hermoso color. La playa es amplia, rústica y extensa, eso complicaba un poco el traslado del carro, pero nada imposible de hacer.

Hay pocos servicios de playa aunque cuentan con aparcamiento gratuito y baños públicos. Hay accesos para silla de ruedas y bajada pública. Se pueden conseguir alquiler de sombrillas aunque económicamente conviene comprar una si van a estar varios días de vacaciones.

Si van con niños, lo mejor es hacerlo en horarios en los que el sol no esté demasiado fuerte. Esto es por la mañana o por la tarde. Como nuestro apart se ubicaba frente a la playa, íbamos y veníamos a cada rato.

 

Siesta Key, playa
Siesta Key, playa

Las puestas del sol son un espectáculo que nadie puede perderse y nosotros nunca lo hicimos. Todos los ocasos nos encontraron en la playa, lo único que cuando volvíamos al departamento, ya comenzando a oscurecer, pasábamos por una zona de arbustos en el que había una invasión de mosquitos. A los bebés los llevábamos en el cochecito con el mosquitero puesto porque a los más pequeños no podíamos ponerle repelente porque eran menores de 1 año.

Siesta Key sin dudas nos encantó y lo recomendamos como destino turístico para pasar unas vacaciones en familia.

Estuvimos alojados cinco días en esta ciudad y luego emprendimos viaje a Naples para estar cinco días más. Cuando llegamos al nuevo destino nos dimos cuenta que nos habíamos olvidado varias cosas. En la lista de objetos olvidados se encontraba la mamadera y la tablet. Por suerte nos comunicamos con el lugar y se encargaron de realizar el envío hacia nuestro nuevo hotel, momento tenso que se solucionó una vez que nos confirmaron la devolución de las cosas.

Con el problema solucionado, nos relajamos para vivir unos días en este nuevo destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *